8.22.2015


Querer.






La gente nunca sabe lo que quiere. Hasta que lo tiene y lo pierde, o lo ve o lo siente o lo ve en los demás o ve como los demás lo pierden o lo ganan o lo compran o lo subastan. Hasta cuando la gente subasta el amor, otros se dan cuenta que lo quieren. La gente es así. Nunca sabe lo que quiere. Saben lo que no quieren, pero no lo que quieren. La gente no sabe que quiere amor, nunca sabe que quiere, nunca saben que quieren amor.



8.21.2015





- Llorar solo es lo más bonito que existe. Dime, ¿es esto cierto?
- ¿Lo dices por la acción de llorar o por el echo de estar solo?
- Da igual, la soledad no existe. Lo digo por el echo de llorar, pero llorar solo.
- Pero entonces es la soledad lo que acentúa la belleza del llanto ¿no?
- No. Bueno sí. No. Digamos que acentúa el grado de crudeza en la acción de llorar.
- Pero llorar no es algo crudo, es algo precioso, algo que todos deberíamos hacer, algo natural.
Llorar nos ayuda a liberarnos de muchas cosas. ¿Te da verguüenza admitir que lloras?
- A veces sí.
- Vaya… eso es muy triste.
- Lo se.
- ¿Alguna vez te has aguantado las ganas de llorar?
- Sí, creo que sí.
- ¿Y conmigo?
- Sí, contigo también.
- A ver, mírame y dime a la cara, mirándome a los ojos, que no has podido llorarme a la cara.
- Diras delante tuya ¿no?
- Sí eso, que no has podido llorar delante mía.
- No voy a hacer eso. Ya sabes que lo he hecho.
- Bueno, pues explícame porque llorar solo es más bonito que llorar delante de un buen amigo.
- Llorar solo es más bonito cuando estas solo porque es más cómodo, más íntimo. No tengo que preocuparme si me da vergüenza o no llorar delante de alguien, lloro para mi.
- Pero no tendrás a nadie con quien hablar de ello, ni a nadie a quien abrazar, ni a nadie con quien compartirlo.
- Pero es que no necesito eso, si lloro solo es porque quiero estar solo y desahogar algo que me oprime, algo muy fuerte que solo puedo liberar llorando. Y para eso no necesito a nadie. Lo más bonito de la soledad es que la compartimos con nosotros mismos, y somos nosotros mismos quienes batallamos con ella. Al final, estés o no solo, tu eres el único. Y eso no hay compañía que pueda refutarlo.
- Suenas más fuerte cuando hablar de la soledad.
- Porque no creo que sea algo negativo. Como has dicho tu antes, la soledad no existe. Solo existimos nosotros.