7.15.2019




Creo que conducir en soledad es, la mayoría de las veces, una acción que repercute en la psicología de cada uno, mucho más que una acción de movilidad en si misma. Conducir solos nos permite pensar, aislados de otras acciones, mientras el mantra de conducir nos eleva a ese estado de pensamiento puro, en el que la repetición continua de una acción nos conduce a la monotonía en la cual nuestra mente se vuelve plana y resuena lo más vulnerable e interior de nuestra mente. Normalmente es así, a mí me pasa continuamente. Conducir me ayuda a poner muchas cosas de mi mente en orden, a saber como hacer esto o aquello, a acordarme de las cosas que tengo que hacer. Y un largo etcetera que me parece muy relevante.

Ayer no fue así. Ayer fue maravilloso. El sol lucía en el horizonte, mientras el calor golpeaba extremadamente fuerte sobre el coche y el aire acondicionado se ahogaba en esfuerzos por hacernos felices. Y dentro, en ese microclima de morriña dominguera, lucías tú, tan eterna e impresionante como siempre. Incluso cuando duermes todo el camino, impresionante. Le das al play y ahí va, ahí suena, 'Donde está Wifly', de SFDK. Y sí, de pe a pa la cantas solita, rima a rima, impresionante. Luego vendrá otra de Nach, que tanto te gusta, y otra y otra y otra. Porque tu memoría es impresionante y te sabes las canciones de inicio a fin. Y verte cantar y disfrutar es todo lo que necesito, me hace feliz. Sonreír como un imbecil, mirar al sol mientras me ciega y pensar que sí, soy feliz. Y poco necesito podrás pensar. Yo te digo que ella no es poco, ella lo es todo. Y todos estos pequeños momentos y detalles, son la felicidad. Yo no tengo duda en la definición.






2.26.2019




Me duele la cabeza, y mucho. Ultimamente me duele mucho, no todos los días, pero cuando lo hace, me duele siempre en el mismo sitio y me molesta y me afecta bastante. Me duele la parte trasera izquierda de la oreja, en el hueso que esta justo detrás de la oreja. Según internet, los dolores de cabeza son o dolores de cabeza (con sus dirferentes grados hasta migrañas, generalmente causados por estres o malas posturas) o cancer cerebral. Obviamente, esta dualidad es lo peor que le puedes echar a la cabeza (jaja que redundancia, 'chiste' malo) a una persona. No lo pensaba, pero desde hace poco me noto más hiponcondriaco que nunca, siempre pienso en lo peor cuando me duele algo y me imagino que tengo las peores enfermedades del mundo. Al menos se me pasa por la cabeza, cruzan constantemente esas posibilidades que antes no lo hacían. Y bueno, no me gusta nada esa sensación, siempre evaluando lo que es y lo que puede ser. Que quieres que te diga, es una mierda, una puta mierda. Igual que este dolor de cabeza, o de hueso, porque no se realmente si se puede llamar de cabeza. Si lo miro en internet (¡no lo hagas!), el dolor también puede ser un tipo de cefalea o un tipo de migraña, aunque menos de la segunda y más de la primera. El caso es que pruebo a quitarme las lentillas por si fuese eso, que tras demasiado tiempo con ellas al final me afecta a la cabeza, o me pongo a comer algo, por si realmente fuese hambre y tensión baja. No se, a este paso solo engordo y no siento que el dolor se mitigue de alguna manera. Acabaré rodando colina abajo cual pelota tras haber tropezado con una piedra por no llevar las lentillas. Y mientras ruede y ruede colina abajo, pensaré que me duele la cabeza y lo incomodo que resulta. Tampoco escribir sobre ello me esta ayudando a que se me pase. Así que adios.