9.09.2010


#3






...


Pero no pintaba mal. Despues de ver toda la casa, escuchar las condiciones y el precio, el hecho que tambien estaba bien situado en el centro de la ciudad y que no estaba encontrando nada mejor hizo que con un sonrisa de oreja a oreja le dijese que si. Por fin tenia cuarto. Todo habia quedado planeado y el lunes la veria para entrar al piso. Se habia hecho la luz! Era sabado y podria decir que la tension se habia evadido y ya no quedaba estres en mi. Podia comprar una botella de vino y descorchar las ganas de celebrar mi residencia fija en Coimbra. Cansado y con ganas de ducharme y descansar volvia al hostal. Me duche y relajadamente baje a conectarme a internet, tenia cosas que ver y que comunicar. Me junte con los españoles que tranquilamente disfrutaban del sofa, estuvimos hablando y decidimos cenar y tomar algo esa noche, era sabado! Despues de cambiarnos bajamos a cenar, fuimos a un bar cercano a la cantina de la universidad, cena barata y agradable, en una terraza moderna y con un televisor en el cesped que mas parecia un cine. Quedamos en la plaza central con mas Erasmus y nos dirigimos a nuestro querido bar, nuestro barato y bien ambientado bar centrico. Nuestra segunda casa por el momento. Noche llena de gente, con Fado en las escaleras de la iglesia, con bailes brasileños y muchisimas agradables conversaciones nos esperaban esa noche. La cosa marchaba bien, situados y con piso veiamos mas clara la realidad que se nos presentaba delante de nuestras narices. Esto funciona señores, funciona.







deeply inside. U.

No hay comentarios:

Publicar un comentario