3.20.2011


Continua.











Es tu sonrisa por las mañanas...











Arráncame los huesos y las estrías, las arrugas y los órganos si crees que miento e invento todo. Acaso no ves que digo la verdad y que no tengo la necesidad de mentir. No ves en mis ojos, como acostumbrabas, la verdad más absoluta que soy capaz de darte. O no es suficiente ya mi palabra para que veas que la realidad es así y necesitas voces ajenas que alteren tu verdad. No entiendo y no veo el momento que deje de parecerte verídico y pase a ser un simple muñeco mas del entramado social de las mentiras y los engaños, pensé que sería pulcro y eterno en mi respuesta, y que siempre tendría suficiente voz como para acallar tus preocupaciones y hacer que tu sentimiento fuese de paz. Supongo que no me queda otra elección y debo soportar el dolor que supone que me extirpes cada centímetro de piel a cucharadas y debo darme cuenta y enfrentarme a la realidad de que ya no soy lo que era para ti antes. Mis ojos ya no te calman y mis abrazos ya no son verdaderos para ti. El día a llegado y ya no tengo fuerzas para darme la mano a mi mismo si se que ni siquiera soy reconfortante en presencia. Creo que siento el alma arrancada de su ser, sin cavidad capaz de ser reemplazada ni contenido capaz de devolver lo que había ahí antes. No espero más de ti ahora, que sigas arrancándome parte por parte todo aquello que creía que era verdad en mí, por favor, continua.









D E E P L Y I N S I D E .

3 comentarios:

  1. tormento....
    que seríamos sin aquellos instantes de almas desgarradas e interrogantes filosas.

    me gusta esa crudeza tuya.

    ResponderEliminar
  2. precioso texto.

    me encanta tu rollo gore! te seguiré!

    ResponderEliminar