3.08.2011


Me muerdo.













Me muerdo el labio, saboreo y cierro los ojos. Me muerdo el labio, saboreo y cierro los ojos. Me muerdo el labio, saboreo y cierro los ojos. Me muerdo el labio, saboreo y cierro los ojos. Me muerdo el labio, saboreo y cierro los ojos. Me muerdo el labio, saboreo y cierro los ojos. Me muerdo el labio, saboreo y cierro los ojos. Me muerdo el labio, saboreo y cierro los ojos. A ver si consigo extraer tu sabor.. o aquel leve beso. Y cierro los ojos.













Ojos que ven ojos que ven ojos que ven ojos que ven ojos que ven ojos que ven ojos que ven ojos que ven ojos que ven ojos que ven ojos que ven ojos y que nunca se cansan de ver esos ojos.













Suave y largo, espigado y delgado, coqueto y refinado, con estilo sinuoso y refinada amabilidad..crece y se extiende suavemente. Curvado, alterando las formas, sugerente y nacido para la imaginación. Si pasas un dedo por encima, con suavidad, con leve cosquilleo, descubriras una belleza inalterable que altera tus sentidos sin igual.













D E E P L Y I N S I D E .

1 comentario: