4.18.2011


Contoneo.








Os lo podéis descargar aquí.





Cuando bebes un domingo y hace un día brutal en Donosti (San Sebastián para los no entendidos), está la ciudad como San Fermines y te quemas la nariz, estas todo el día andando y el mar te pega un ostión nostálgico estas segurísimamente condenado a tener un lunes con un despertar rarísimo. Eso es, y así es, por lo menos en mi caso. De esos lunes en los cuales tienes que hacer tantas cosas antes de las 9 de la mañana para salir de casa que decides desecharlas todas y pasar todos tus planes a la tarde, que primeramente tienes que poner en orden tu cabeza. Que jodidamente nostálgico me pone el mar y sobre todo Donosti. Me encaja en mi burbuja mágica y para cuando uno sale de ahí solo entra, como bien se puntualizo una vez, en un día rojo. "los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué." Necesitaba el mar y embobarme con la brisa y el contoneo de las olas. Sera ese gen perdido de pescador, isleño, surfero, hawaiano o que se yo, pero de vez en cuando es necesario el aliento. El parar y calmar, respirar y sentir, para poder continuar, como una libre ola o la calma brisa con el contoneo del ritmo.





Wolf Gang - Dancing With The Devil






image of mind.


7 comentarios:

  1. Me he bajado el disco y escucho el primer tema... ¿sabes lo que es idiolecto? Son los recuerdos y sensasiones que tiene cada persona con una melodía, acorde o canción determinada... por obviedad único para cada ser humano... pues bien, el idiolecto de este primer tema ha sido revelador... sólo comenzar a pasar los segundos para traer a flote algo que creí olvidado...

    Me ha gustado esta entrada... (y no sólo porque he añadido nueva música a mi tarde lunes) si no por lo que describes... yo soy una enamorada del mar... de hecho la mayor parte de mi vida lo he vivido en esta ciudad costera, y gran porcentaje de mi adolescencia lo pasé sobre una tabla de surf y el pelo lleno de arena... así que sí, entiendo el encanto del vaivén de las olas, entiendo esa sensación de respirar hondo, cerrar los ojos y dejar que los sentidos sean envueltos por todo el panorama alrededor...

    tú inspiras, sabías eso?

    saludos señor, haber si algún día dentro de este siglo te invito a un café.

    ResponderEliminar
  2. Me ha recordado el texto a una tarde que pasé en la playa. Verás, yo soy de la costa, el mar es aquí el Mar y, a lo habitual, no hay mucho que pedirle. Pero una tarde recuerdo que estaba algo triste y estuve paseando por la playa medio ido medio enfermo de tristeza. Y todo fue muy bien. Llegué a la conclusión (un poco tonta, me dirás) de que la grandeza del mar ahoga todos nuestros problemas. Fue una tirita funciona que duró lo suficiente como para seguir respirando. Es una buena imagen en la que recatarse cuando estás mal.

    ResponderEliminar
  3. Donosti es la ciudad más bonita de España para mi gusto! nos estabamos planteando una excurcioncita esta semana santa, porque para los que somos de interior se necesita ver el mar mas de una vez al año!! cuando vivia en el interior, buffff se pasa mal eh, dejar los malos humos enfrente del mar es una de las mejores terapias.

    ResponderEliminar
  4. ojalá yo tubiera un mar para embobarme, pero la pelo moulin Rouge esta consiguiendo el mismo efecto en mi...o al menos parecido.
    Al menos tu puedes dejar para la tarde todas esas cosas...a mi me falta tiempo

    ResponderEliminar
  5. thank u:) por los dos coments y por los animos:P

    ResponderEliminar
  6. las 9 de la mañana??? esa hora existe??
    olguiscloset.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. para mi el dia empieza a las 11 si no tengo que coger un tren o un avion antes.
    ya me he bajado tu disco :)
    olguiscloset.blogspot.com

    ResponderEliminar