9.09.2011


Carol.












Si, él. Él se ha ido, se ha marchado, si... él. A abierto la puerta, cogido el ferry y se ha marchado. Si, ya lo se, vuelve y volverá, pero aquí y ahora no esta. Y si, se nota. El ocupa y hace ruido sin moverse y sin hablar. Es como un ente de poder que consume energía autónoma y revitaliza el animo con su antojo cuando se lo pides. Él es así. Carol se moja con la lluvia y no encoje, el es así. Grande. Y lo queremos asi. An impulsive wild thing. Y si, es tan impulsivo que la parsimonica vejez reina ahora en este pequeño mundo, porque nadie grita y se altera como el. Nadie manda al jefe como el y acaba siendo tan bipolar que a veces da miedo y solo el silencio le hace sospechar de algun error. Nadie. Y es cierto, no hace ni dos días que no esta, pero eso da igual. A sido como un pequeño mazazo que se ha sumado a los pequeños que ya me estaba dando septiembre. No me quedaría otra que explicar algún mazazo, pero hay un problema. No se porque siento la sensación de ellos, puesto que si lo pienso dos veces no tengo la necesidad de sentirlos en este momento. O si, no se. Hace 35 grados otra vez y creo que con esta resaca se me esta friendo el cerebro. Ya no se si es el alcohol o la sensación de vuelta a empezar que me esta carcomiendo poco a poco. Debería empezar a cuadrarme y ordenar. Mierda, si yo era de la teoría del caos organizado. No se, no paro de escribir en aquella agenda que me compre hace dos meses. Aquella de tapa dura negra, de orden premeditado, con la que decidí reorientar todo. Y si, no me voy a engañar, siento las ganas de cogerte y mirarte horas a los ojos y gritar y abrazarte y sentir. ¿Como antes? No se. Como ahora, si. Mi pequeño Carol, no dejes de gritar nunca.














tumblr: image of mind.

2 comentarios:

  1. Nothing more to say.

    Pelos de punta.

    ResponderEliminar
  2. ¿El tatuaje es de verdad? Independientemente de la respuesta, puedo decir que me gusta tanto o casi tanto como el texto. ¿Puede que sea autobiográfico? Al principio parecía un simple texto, pero después parecía centrarse más en ti o en cualquier otra primera persona. No importa cómo, ni quién, pero es cojonudo.

    ResponderEliminar