11.01.2011


Close your eyes.











Ok, too many days without saying anything. Si, pero es noviembre y es puente. Esos días de fiesta que acostumbran a tocarnos la normalidad de las semanas, y que para alguno (sea yo) a veces no viene nada bien. No era suficiente con sufrir un cambio de hora nada agradable. Si bueno, duermes o sales una hora mas, pero que cojones, si por eso tengo que sufrir 6 meses con una hora menos de luz solar a las tardes.. pues que le den al ahorro energético. Que ademas no entiendo donde esta. Se nota si te levantas a las 5 de la mañana día a día a poner las calles, pero si no no notas mas que un oscurecimiento repentino de los días. Depresivas tardes que acaban a las 5 y media, oscuro cielo que asusta a las 21 horas. Agradezco noviembre, es el mes. Es mi mes, es el mes donde por fin hace frió. Es el mes de decir adiós a los cambios raros de temperatura, de levantarnos helados y de notar los cuchillos del viento por las mañanas. Es el mes. Todo se torna oscuro e invernal, los abrigos amanecen y muda el animo. Los cantantes folk gritan más que nunca y anuncian a la velocidad de las hojas anaranjadas la salida de sus nuevos LP's. Las guitarras rasgan con mas profundidad que nunca y las miradas adquieren mas profundidad. Las horas de estudio amanecen, y los dulces rostros de las mujeres se tornan rosáceos con el frió. Es el reto de deslumbrar bajo las capas, de seducir cubierta y de expresar con una mirada lo que tus pechos y caderas no pueden expresar. Me gusta el otoño y el invierno, me gusta abrigarme y ponerme abrigos largos. Me gustan las bufandas y la sensación de calor al abrigo mientras que roza el cero afuera. Entiendo así el invierno, porque aquí es asi, hace frió. No somos leñadores en Alaska, pero sabemos lo que es pasar frió. Es una época agradable. Te encierras, te aplicas, reflexionas, piensas, recuerdas,... si, el frió y la oscuridad tienden a ser un poco deprimentes a veces, lo que conlleva a pensar y todo a recordar. Es la entrada mierda del mes, aquella que con mas ganas cojo y la que peor sale. Pero bueno, todo es asi. Lo repentino sale bien, lo que piensas demás no. Sufre con el frio y escribe mucho al calor del chocolate, el calefactor y la bufanda. Que es tiempo de ver la nieve caer y oir las cuerdas rasgar.
















image of mind.

2 comentarios:

  1. También me encanta el invierno y el frio y las tardes de reflexión lluvia y chocolate caliente.O levantarte en la camita rodeada de almohadas y edredones sin querer salir por el frio.La oscuridad también me entristece, pero soy de las que agradezco que al salir de casa este empezando a amanecer y no sea oscuridad absoluta.
    Bonita manera de decir explicar como mi nariz se vuelve roja hasta parecer rudolf.Parece hasta algo bonito
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Es un texto impersonal, más bien crítico, pero lo has escrito de manera que quede perfectamente adornado, mostrando tu opinión y en algunas líneas también la mía. Veo lo del ahorro energético una chorrada: ¿de veras se ahorra luz siendo a las seis y media ya de noche? La verdad es que no me lo creo. También coincido en que las mujeres en invierno tenemos que conquistar con la cabeza o la cara, no con el cuerpo: o al menos así me pasa a mí, porque lo llevo oculto bajo cuatrocientas mil capas de ropa. Aunque quién quiere enseñar va a enseñar, sin importarle si se le congelan los pelos de las piernas, las bragas o cualquier otra cosa. En fin, que yo me entiendo y que, como siempre, MUY buena entrada.

    ResponderEliminar