3.12.2012


Me sorprendo.











Hay veces que me sorprendo a mi mismo. Me sorprendo mirando de manera especial a alguien que nunca imagine mirar así. Me sorprendo imaginando cosas diferentes, que haría o que te diría a ti. Y lo mejor de todo es que no siempre dejo de pensarlas directamente al darme cuenta, muchas veces vuelvo a analizar la situación, vuelvo, ahora ya conscientemente, a pensar si haría eso o si realmente me gustaría hacerlo. También se me ocurre pensar que si inconscientemente lo estoy pensando puede ser también porque realmente es algo que quiera hacer ¿Puede ser no? Otras veces me sorprendo pensando cosas muy raras, demasiado rococos, en extremo rocambolescas. Si, vienen como en fracciones de segundo, imágenes de secuencias gores, pero sobre esa persona. Algunas veces me veo dándole una puñalada o pegandole un puñetazo, mordiéndole hasta sangrar o rociandole con ácido, para ver, sonriente, como se le quema la piel. La verdad es que no se porque aparecen esas imágenes, son cosas que me sorprenden mucho y me hacen pensar. Ni me recreo con estas imágenes, no hay que pensar mal, no llego a ese extremo. Me sorprendo mas bien, me sorprendo de mi. ¿Porque inconscientemente aparecen esas imágenes en mi cabeza? Yo no quiero darte una puñalada y mucho menos quemarte con ácido. Que raro verdad. Me da miedo llegar a pensar que puedan, algún día, materializarse estos involuntarios pensamientos pasajeros.












imageofmind.

2 comentarios:

  1. Lo entiendo, a mí me pasan esas cosas (y tengo que reconocer que a veces, durante una fracción de segundo, me preocupo)

    G

    ResponderEliminar
  2. Percebo-te perfeitamente! acho que é um mal comum

    ResponderEliminar