6.27.2012




¿y que has hecho?









Te dimos tu nombre, ¿y que has hecho con el? Ya no se trata de la necesidad de encajar en la sociedad, ni en cualquier sitio. Se trata de la necesidad de encajar con uno mismo. De encajarse a uno mismo en el traje que una vez soñaste y de dejar de hacer el tonto caminando desnudo por calles que ni siquiera te importan. Siempre me acuerdo de la impresionante sensación que me produce rozar tu espalda con mis dedos. Como si de un campo de algodón se tratase. Es una radiografía erótica. Un kamikaze sensorial. Y ver como sonries tras sentir el escalofrio. Coger y besarte sujetandote la cabeza. Mordiendote el labio como si aquel fuese el ultimo, el ultimo suspiro. Nos acordamos de ese ultimo suspiro por miedo. Por verlo como el ultimo, sin saber que si todavía nos acordamos de él es por que será eterno. Y así, sin más, nuestros ojos se fundieron igual que marchita la bombilla, lenta y silenciosamente. Apagando la noche entre los roces del calor más sombrio. Sonriendo entre placeres ya finitos. Escribiendo epitafios de juventud. Acallando algo que brilla por su ausencia. Intentando no pecar más alla de lo que somos capaces de sentir. Honey, I want, I want my whole life. To be lived with you, babe. That's what I want oh, was to be. Living and loving you. Honey, you don't know...
















1 comentario:

  1. <3
    Hermoso,las primeras lineas me gustaron: Ya no se trata de la necesidad de encajar en la sociedad, ni en cualquier sitio. Se trata de la necesidad de encajar con uno mismo.
    Tienes mucha razón,muchas personas y hasta yo en ocasiones somos así.
    Me encanta tu blog,y tu manera de escribir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar