7.15.2012



¿Verdad?










Noches calientes, revueltas, perdidas, locas e incluso, muchas veces, sin sentido. Noches que acaban peligrosamente, negando el futuro y cegando la verdad del sentido. En las cuales decir la verdad es mentira, es la culpa o el remordimiento del pasado que aflora para destruir el futuro. Noches en las cuales no queríamos ver que a veces el silencio es el mejor amigo y decidimos hablar por todos aquellos años de agotador silencio. Y ves, ¿para que? ¿Es la verdad el camino? Muchas veces sobrevaloramos ese camino, y lo construimos tortuoso por extender su naturaleza. Alteramos el camino por la excesiva confiaza depositada, perjudicando más de lo que nos parece, echando piedras sobre nuestro tejado. ¿Y para que? Para que acabe doliendo. ¿Para que acabe doliendo? Como siempre. ¿Como siempre? La verdad es que la verdad siempre me ha parecido muy subjetiva.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario