11.07.2012



Plana, plana.







Por que es siempre momento de reflexión. Momento, en cierta manera, de hacer balance, de ver el pasado, el presente y el futuro. En mi caso lo es, no es el final de año, es el final de tus años. Si, suena raro, pero se cumplen mientras se restan. Y este año, será quien sabe que será, la situación a propiciado un despertar más ¿contemplativo?.. no es la mejor palabra para decirlo, pero se parece. Los sueños de la noche (últimamente sueño más, mucho más, y no se porque me acuerdo cada vez más y mejor de los sueños) propician cuestiones inevitables en mi. De todo tipo, como siempre, pero como siempre, centradas en una, a veces parecen varias, cosa. Y si, de momento suena y huele igual. No es exactamente igual, pero es muy parecido. ¿Sabes cuando sabes que no sabe ni huele igual pero te recuerda y en cierta manera tiene un transfondo final en donde todo es terriblemente parecido? Pues así es como me he levantado hoy. Todo suena, se nota, se ve, se huele y se saborea terriblemente parecido, con la ligera, sutil y, de vez en cuando, gran diferencia que convierte la situación en algo totalmente diferente. Siempre igual. Es como si un nuevo ciclo, últimamente solo hablo en ciclos (¿que cojones me pasa con los ciclos?), se hubiese cerrado y en vez de volver a un punto inicial, pero en cierta manera diferente puesto que ningún final es exactamente igual al inicio, volviese al mismo punto. Con ese grado y poder de experiencia adquirido, sabiendo lo que se y sabiendo lo que se que no debería saber, pero sin realmente saber que no debería aplicarlo en este preciso instante. Creo que debería eliminar los ciclos de mi vida y dedicarme a aplastar mi vida para hacerla plana. No plana de vacía, si no plana en sentido direccional. Plana, plana. Dirección una, una. ¿no?


Tantas alusiones a mi querido Woody.. ains.







No hay comentarios:

Publicar un comentario