12.15.2012




Las proyecciones.







¿Fingimos el sentirnos afectiva y emocionalmente enamorados muchas veces para no sentirnos solos? ¿Nos da miedo estar solos y nos auto mentimos para sentirnos bien y generamos emociones para crear, de alguna manera, una coraza emocional que nos permita no sentirnos solos y no tener miedo? En cierta manera es complicado pensar esto, y si me pongo a pensarlo, suena muy retorcido pensar este tipo de cosas. Pero, piénsalo, igual es que muchas veces, o algunas, es así. Intentando hacer un símil es como cuando fingimos no ver cosas en los demás porque no las queremos ver, porque nos gustan y no queremos que nuestra opinion hacia ellas cambie. O como cuando instintivamente nos protegemos de los problemas para no sentirnos mal y evitar caer en algo negativo. El ser humano, desde que tiene capacidad cerebral suficiente para identificar sus emociones, es capaz, tambien, de plantearse el reto de jugar con ellas. Porque lo primero que hacemos antes de utilizar algo en nuestro favor es identificarlo, y en este sentido, una vez que fuimos capaces de identificar las emociones, fuimos capaces de jugar con ellas, de alterarlas y utilizarlas en nuestro favor. Y ¿qué es el amor si no una de las primeras, básicas  primitivas y mayores emociones que existen? Aunque suene muy pastel, creo sinceramente que somos y estamos donde estamos gracias al amor. Pero no el amor como se puede ver ahora, lleno de corazones rojos por todos lados y con dias de San Valentin y esas estupideces comerciales. Me refiero al amor de verdad, el que nos hace querer a los demás seres humanos, el que nos permite protegernos entre nosotros y avanzar como raza humana, como seres humanos. Y es por eso que creo que por propio amor a nosotros mismos somos capaces de ver amor donde no lo hay, al fin y al cabo, el ser humano es un animal social y necesita interactuar con otros seres humanos para poder ser feliz y/o avanzar de alguna manera. Y en este sentido, ¿no sería acaso logico pensar que podemos ser capaces de generar esa ilusión afectiva y emocional por propia protección? A primeras igual os suena un poco rebuscado, pero si os ponéis a darle al coco, tengo algo de razón. ¿No somos nosotros los primeros que, al enamorarnos, creamos y vemos cosas que igual no están pasando? Muchas veces ese tipo de gestos y miradas que podemos ver, o imaginar, puede que no tengan nada que ver, pero nosotros nos las imaginamos porque queremos ver realmente ese sentido y cercania afectiva. Queremos sentir una conexión reciproca en eso que estamos construyendo en nuestra cabeza. No queremos que nuestras ilusiones emocionales se pierdan en el olvido de nuestra imaginación, porque aunque no seamos capaces de verlo así, en cierta manera, estamos queriendo dejar de estar solos y esas primeras conexiones, aunque sean imaginarias, son el comienzo del puente afectivo que queremos construir. En cierto sentido, y por tratar de reducirlo y definirlo de alguna manera, las emociones son, a grandes rasgos, una construcción mitad y mitad de realidad versus imaginación. En el momento en el que identificamos las emociones, somos capaces tambien de imaginar todas aquellas que no queremos y todas aquellas por las cuales queremos pasar y es por eso que muchas veces fingimos este tipo de cosas. No en el sentido de mentirnos a nosotros mismos, sino de proyectarlas en un futuro cercano por ser algo que queremos descubrir y sentir. Como una proyección futura de nuestra imaginación emocional.












1 comentario:

  1. Lo importante es crecer sin perder la ilusión por esa nuestra realidad imaginada, porque sin ella no seríamos ni la mitad de lo que somos hoy o el triple de lo que alcanzaremos mañana;)

    ResponderEliminar