2.14.2013



Twice.







A veces tengo la sensación que todos estamos realmente enamorados, desde que nacemos. Suena excesivamente pasteloso, y juro que esto no tiene nada que ver con el dichoso 14/02, pero de alguna manera u otra, siento y creo que es verdad, que todos estamos, desde que nacemos, enamorados de algo, de alguien, de algun lugar, de algo. De algo al fin y al cabo. Y lo bueno es eso, que estamos enamorados. Suena tan moñas esto cuando lo vuelvo a leer. No te puedes hacer a la idea. Yo se que es verdad, y eso es lo que importa. Don't give up. Realmente, y es cierto que lo he pensado durante bastante tiempo, no encuentro una manera de justificar esto, esta afirmación. Es ese tipo de cosas que sabes que es verdad, porque las sientes, pero no sabes explicarlas. Como si te digo que el sol nos hace más felices o la música o el cine o el sexo o comer o beber agua o el arte. Igual me puedes decir que ese tipo de cosas nos hacen más felices porque nos gustan, porque nos hacen disfrutar, porque son vitales, porque somos humanos,... y es aqui cuando puede que se encuentre, así, a golpe de explicación, la razón que estaba buscando. Porque nos gusta, porque nos hace disfrutar, porque nos hace felices, porque es vital, porque somos humanos. Pues sí, es por eso. Y no le busques explicación y no pienses en el amor como algo entre dos, como algo idealizado, como el amor Disney (que conste que no me gusta mucho utilizar esta 'definición'), piensa en el amor como algo mucho más grande, que escapa totalmente a cualquier tipo de definición geografica, como algo que no vas a poder medir absolutamente nunca. Entiéndelo así, como ese elemento que esta en todos y cada uno de nosotros y en todos y cada uno de los lugares, pero que ni podemos tocarlo ni verlo pero que está. Y eso lo sabemos y lo sentimos.  Don't ever look back. Estaba buscando una canción que se que contiene esa frase y me he topado con este vídeo de Oasis del año 2005 en el City of Manchester Stadium, con 'Don't look back in anger' y ves, eso es a lo que me refería. Echarle un ojo al vídeo, ver a toda esa gente, bañada de luz, de música, cantando todos a la vez esta canción tan increíble. Eso es amor, amor con mayúsculas. Amor por lo que les gusta, amor por su grupo favorito, por esa canción, amor entre todos, amor por esas letras. Creetelo, es verdad. Bien, una vez puesto todo esto, hablemos de porque no he vuelto a sacar un Superlative desde hace mucho tiempo, porque no será por canciones ni por ganas. De porque no... de porque no ¿qué? ¿De porque no te dije hola aquel día, porque no me acerque a ti, porque la volví a cagar sin haberla cagado antes porque no hacía falta cagarla más veces puesto que esa fue y será la vez que más la allá podido cagar nunca y con esa es suficiente y cuenta como la única de antes y de ahora? Quien sabe. En realidad hay un pequeño aunque gigante motivo. Elegir. Ese es y fue el motivo. Como siempre. Elegir es el motivo de ir a un lado o al otro, de girar a la izquierda o de girar a la derecha, de vivir o suicidarse. Es, en cierta manera, el motivo y la solución, todo uno, como dos capas que se hacen una. Elegir como compuesto de la vida, como capa base #2. Porque la primera es el camino. ¿No tenéis la sensación que suena más fuerte Bob Dylan cuando hablamos del camino? Ahora estaba poniendo 'Don't think twice it's alright' y pensaba que él es parte del camino, del camino de tantos y tantos que puede que ni siquiera sea parte de su propio camino. Y es que, si te pones a pensar, muchas veces incluso no tenga ni sentido pensar si se tiene o no camino. Es como aquello que decía Perlov de "filmar la sopa o tomar la sopa". Aqui es lo mismo, caminamos o pensamos sobre el camino. Da igual, en cierta manera, en este caso, pensamos mientras caminamos sobre el camino, por lo tanto, al pensar seguimos caminando, estemos o no pensando en caminar, siempre estamos caminando. You're the reason I'm traveling on. Don't think twice it's alright.





No hay comentarios:

Publicar un comentario