5.12.2013




Equilibrios esenciales.









Conocer, presuponer, querer creer que creer en querer es suficiente. Asumir o asimilar aquello que no es cierto, negar lo obvio o incluso transformarlo. ¿Cuales son las diferencias? Denotar fantasía en estados de animo oníricos, bajo sustancias químicas psicotrópicas naturales auto-generadas. Creencia tras creencia, auto devoción por compasión, complacerse a uno mismo como única manera posible de continuar. A veces es más fácil querer creer y que eso se transforme y te transforme automaticamente que simplemente esperar que la creencia fluya y se genere sola. Las cosas no van y no se generan solas, pero no sabemos ver eso. Pursuit. Me encanta esa palabra, como suena y como la podemos usar. Pursuit of something, of happiness, of freedom, of ourselves, etc. Who knows? Al fin y al cabo buscamos siempre e intentamos buscar siempre todo, Encontrarlo o no, o incluso saber mantener lo encontrado es otro mundo. Porque a eso, a veces, nos cuesta mucho llegar. Nos cuesta mucho ver las cosas por nosotros mismos, y como seres humanos, cuando las vemos ya es demasiado tarde. O justo nos metemos el ostión y toda nuestra vida cambia para siempre. Así somos. Recursivos hasta con nuestros propios quehaceres. La recursividad es la abnegación de la continuidad, es el modismo de la monotonía, la última palabra en la cadena de la continua evolución. Porque siempre creemos que evolución suena hacía adelante, cuando no siempre es así. Los planos son la acogida, la conexión, la empatía, la perspectiva sobre el tema que vemos en la pantalla. Los cortes son la claridad que continuamente nos vuelve a despertar la mirada. Cuando hay un equilibrio entre estos elementos esenciales, una película florece como luz en el tiempo presente y le da a la devoción el espacio para manifestarse. No hay plano sin corte, ni corte sin plano. Tampoco hay creencia sin querer, ni querer sin creencia. Y aqui es donde mi punto adquiere un valor circular, el valor circular. A veces somos y nos sentimos circulares, repetitivos, completos por monotonía circular, no por aleatoriedad ni por desasosiego, y solo si somos conscientes de evitar y evaluar este problema, conseguiremos que pase de miedo a verdad y de verdad a realidad. En donde seremos capaz de transformarla. Al final, el amor es muy parecido, "hay un equilibrio entre estos estos elementos esenciales, un amor florece como luz en el tiempo presente y le da a la devoción el espacio para manifestarse".



















1 comentario:

  1. No hay que forzar las cosas. Salen por si solas, ¿casualidad? No lo sé.
    Una bonita palabra si, pero la foto... más aún, una preciosidad. <3

    ResponderEliminar