7.27.2013





Nublado.











Amanece nublado, es sábado, y por primera vez en mucho tiempo, prefiero no ver el sol. Prefiero que este así nublado. Llevo una semana extremadamente rara. Como últimamente, se me pasa volando entre desayuno, emails, comida y variopintas salidas a Madrid. Podría decir que las diferentes salida a Madrid deberían ser, dicho de alguna manera, un alivio, pero no lo son. Solamente reafirman aspectos negativos de mi persona que he ido descubriendo en mis situaciones límite. Supongo que los viejos sabios tenian razón, y cuando uno se pone nervioso o se estresa a ese nivel saca lo peor de uno. Supongo que será verdad. Hay cosas de las que a veces no tengo ni ganas, cuando se que, en realidad, debería ser imposible que así fuese. Porque de ser, probablemente ninguna otra tampoco tendría sentido. Y así sucesivamente, ¿no os parece? En realidad todo se trata en pasarlo bien ¿no?, ¿para que estamos aqui sino? A veces no me lo paso bien, a veces no estoy nada a gusto, ni conmigo ni con nadie. Ni con el mundo. ¿Entonces que hago? ¿Qué? No me apetece preguntarme más.























1 comentario: