8.09.2013



Ella y Bill.








Es tu ausencia y no la mia la que más extraño hoy día. Que cosas digo por la mañana. La mia se acabo, ya me encontre, así que no me extraño, simplemente vivo, me vivo. La tuya si, la extraño, no, no la vivo. El sí y el no, la fatal dicotomia de la extrañeza, del echar de menos, el menos y el más. La morriña. Saudade no, eso es otra cosa. Lo puntualizo porque se me viene a la mente y me corregirías diciéndome que no, que no significa lo mismo. Y que no puedo traducirlo y que cese ya en mi intento de traducir todo, que no todo tiene traducción, como no todo tiene explicación ni porque. ¿Por qué? Si, esa sería mi pregunta. La cuatricomía del porque, por que, porqué y por qué. Siempre me lio y siempre me liare. Es difícil justificar el por qué de las cosas (seguro que lo he puesto mal). Me desvio del tema, lo se, pero lo hago siempre a proposito, así no focalizo el tema importante que me molesta tratar y lo ataco rodeandolo. Aunque ahora mismo no me molesta. Tú no conoces esta manera de hacer las cosas, pero a veces funciona, solo a veces. Es es el problema. Creo que he mencionado problema demasiadas veces ya. Solo quiero soluciones. Ves, ya me he vuelto a desviar. Me jode mucho decirlo, pero no se si deje de intentar encontrarte hace tiempo o es la sensación que tengo. Es más como una especie de regusto raro, entre la felicidad leve por sentirme en cierta manera aliviado y un sentimiento de vacío leve en cierta manera constante. Habrás notado que todo es leve, pero solo lo digo por el calor, hace que mi cerebro funcione levemente. No se si esta bien compararlo, pero el jazz me recuerda muchas veces a este sentimiento. El jazz me hace feliz, muy feliz. Y además siempre, siempre. Pero hay piezas de jazz que suenan así, como una curiosa mezcla de aliviado vacío feliz. Por ejemplo (aprende que muchas veces las cosas se tienen que aprender mediante ejemplos, porque no hay otra manera mejor), haz clic aqui, donde dice aqui. Sí, aqui. Haga lo que haga la letra cambia con los hipervinculos, así que lo vas a ver. Cierra los ojos vale, hazme caso. Deja que Bill te conquiste poco a poco, (y yo intento que leas esto con los ojos cerrados.. en fin), respira, el jazz es algo que se respira, se se siente desde dentro. Ves, como lo que no se si siento o no, desde dentro. Nota como fluye, como va, cada nota, llevándote lentamente a la siguiente. Como la batería crea esa cama, tan especial, en donde todo lo demás se contonea. Contonea, que bonita palabra. Y así, así es como me siento, o eso creo, en un constante contoneo de incertidumbre, basicamente avivado por la desinformación que siento y tengo sobre mi sentimiento y mi peculiar manera de tratar de encontrarte. En fin, seguro que hace rato que has abierto los ojos, Bill también habrá parado de tocar y todos esperais que cambie de estilo musical o siga poniendo a Bill. La verdad es que me encantaría poder deciros cual va a ser mi siguiente movimiento, pero el caso es que tengo la misma idea sobre esto que la que tengo sobre mis futuros sueños al acostarme. Podemos hacer una cosa, yo voy a seguir poniendo a Bill que ahora mismo es lo que más cerca me queda y si en algún momento cambio, os aviso. Mira, seguro que así es más fácil, venis aqui y es probable que encontreis la respuesta. Sino siempre podeis acudir a la cuatricomía o volver a poner a Bill. Él me entiende.



...

Puerto de Málaga Calle Bailén, Madrid Plaza Mayor, Madrid Bravo Murillo, Madrid
Endless Endless Endless Endless Sunset
All photos by

...
















No hay comentarios:

Publicar un comentario