8.07.2013




Helado de yogurt.










Le encantaban los días nublados, el helado de yogurt y que se le saliesen los pies de las sábanas. Sí, era de las que todavía usaban sábanas. Le encantaba desayunar fruta y tomar el cafe caliente aun en verano, odiaba el cafe con hielo. Le gustaba el granizado de sandía  y la horchata, pero no podía soportar su olor. Le gustaba el olor de la lluvia, de la tierra mojada y el del asfalto mojado los días de lluvia de verano. Le gustaba salir a correr por las noches, incluso en invierno, se sentia sola corriendo hacía la libertad. No podía leer por las noches, pues se dormía. Le encantaba leer nada más levantarse, se sentía fresca y disfrutaba más. Le encantaba el silencio, pero tampoco podía estar sin escuchar música. Lo era todo. Le encantaba quedarse sentada en un banco y mirar a la gente pasar, se imaginaba identidades secretas y las justificaba con sus andares. Le gustaba ser muy sincera, aunque eso significase herir los sentimientos de los demás. Bastaba mirarle a los ojos para saberlo todo. Ella lo sabía y sabía que te podía o no te podía dar.







Le Révélateur. Philippe Garrel.





...


All photos by

...




1 comentario:

  1. Es curioso como vamos acumulando sin darnos cuenta información acerca de las personas con las que pasamos tiempo. Me ha gustado mucho el texto, y lo que me ha transmitido. Todo me recuerda a todo, supongo que eso ayuda.

    Tienes un blog curioso y muy personal, cosa que hace que disfrute más de tus visitas por el mío.

    Besitos y hasta pronto.

    ResponderEliminar