8.10.2013





Parámetros.










Los parámetros. Pero los parámetros.. ¿de qué, sobre qué, de quién, qué miden? ¿Los parámetros son como los límites? En cierta manera sí ¿no? Nosotros mismos nos ponemos unos parámetros en la vida, unos caminos, nos diseñamos unas rutas que seguir, basadas en una serie de patrones, de parámetros. de límites al fin y al cabo. Parámetros equal límites. Pues ya esta ¿no? Todo dicho, todo definido. Ahora ya lo sabemos, ya sabemos con que nos enfrentamos y por lo tanto somos o deberíamos ser capaces de atacar el problema de raíz ¿no? Estoy pesado con el no interrogante, pero es que en realidad muy poca gente se da cuenta que sus parámetros en la vida son en realidad sus propios límites. Y de ahí, exactamente de eso, es de donde les vienen todos y cada uno de los problemas. Para este tipo de gente, comúnmente común, los límites son elementos innatos que no se pueden cambiar, ellos los asumen y viven con ellos, al igual que andan con dos piernas y comen por la boca. Además, se añaden parámetros a su existencia, haciendo que el cocktel sea todavía mayor, las combinaciones se aceleran y todo implosiona en una desconexión neuronal infinita que les conlleva a la absoluta y decadente monotonía continua, que se instaura en su cuerpo como ADN. Y claro, así nada se puede llegar a comprender bien, nada se diferencia e incluso los límites y los parámetros son iguales, todo el mundo pregunta de más y no existe ejercicio mental ni visual que los lleve a desarrollar nada, absolutamente nada de su cerebro, ni el lado izquierdo ni el derecho. En fin, es una pena. Así que ya sabes, nada de igual parámetros a límites, y claro, no seas estúpido y deja de ponértelos. Que ese es el primer paso.
























No hay comentarios:

Publicar un comentario