10.30.2013





Periferias.













Las periferias de la vida son estaciones de tren que nunca nos atrevemos a coger. Estaciones de tren que  una vez que no cogemos no volvemos a querer coger nunca más, o así creo que debería ser. Periferias que negamos porque no queremos vivir en ellas, como olvidadas y pasadas estaciones que no queremos volver a recorrer. Las periferias son bonitas en el cine, en el arte, porque nos permiten explorar campos y diversidades que de otra manera no podríamos conocer. En la vida, todas las periferias nos niegan lo que realmente queremos conocer y ser, porque nos conducen a lugares totalmente indirectos, esquivos y olvidados de nuestro ser, todos aquellos que no queremos conocer, todos aquellos que creíamos olvidados.

Disertación: ¿Pueden las periferias debilitar nuestro sistema vital, nuestra vida? ¿Pueden las periferias hacernos ver elementos de nosotros mismos que nunca querríamos o hubiésemos sido capaces de ver y/o conocer? ¿Pueden las periferias ajenas hacernos ver, a nosotros, elementos ajenos que nunca nos hubiésemos imaginado y que nunca hubiésemos querido ver?

Por el contrario, ¿son las periferias positivas al dejarnos ver y conocer elementos de nosotros, de nuestra vida, de la vida de los demás, que de otra manera no hubiésemos sido capaces de conocer? ¿Debemos entonces conceder un espacio a las periferias?



























10.29.2013



Disertación cuarta.













En el amor hay preguntas y respuestas. ¿Cuales son las preguntas y cuales son las respuestas? ¿Y que significa tener la pregunta si no sabemos la respuesta? ¿Y viceversa? ¿Cual es la pregunta del amor? En un amor joven no hay edad, la edad contiene los cuerpos pero es incapaz de albergar y atrapar el espíritu que es y será libre. En la edad adulta el amor madura pero nunca envejece, se perfila y adopta tonalidades, toma matices que nunca antes había tomado. Matices. Las hojas de los arboles en otoño tienen colores infinitos. Sus matices dan color a la vida y su intensidad varía en función de la luz, como todo en esta vida. El amor es luz, esta convencido secretamente como luz. Es un torbellino imparable de energía. El amor joven. Edades adultas. Experiencia pura. Luz, eterna luz. Ojos que brillan. La pasión contenida en los gestos. Los detalles. La luz en los rostros, el amor en los rostros. Los detalles de los rostros. La pasión de los rostros a traves de la experiencia de los gestos. El amor, joven es el amor, jóvenes son los gestos del amor, incansables inmortales, como la luz. Luz. Hay mucha luz. La luz tiene experiencia, es joven. La experiencia detallada, como cada gesto, como cada expresión, como la luz de la pasión. Invulnerable al tiempo, solamente al amor. Luz, eterna luz. La luz en los ojos de la pasión. Los detalles de la luz de los rostros, de los rostros de la pasión. Experiencia, y toda su luz. Los gestos y la experiencia de los gestos.

Te vi. Juntabas margaritas del mantel. Ya sé que te traté bastante mal. No sé si eras un ángel o un rubí. O simplemente te vi. Te vi. Saliste entre la gente a saludar. Los astros se rieron otra vez. La llave de Mandala se quebró. O simplemente te vi. Todo lo que diga está de más. Las luces siempre encienden en el alma. Y cuando me pierdo en la ciudad. Vos ya sabes comprender. Es solo un rato no más. Tendría que llorar o salir a matar. Te vi, te vi, te vi. Yo no buscaba a nadie y te vi. Te vi. Fumabas unos chinos en Madrid. Hay cosas que te ayudan a vivir. No hacías otra cosa que escribir. Y yo simplemente te vi. Me fui. Me voy de vez en cuando a algún lugar. Ya sé, no te hace gracia este país. Tenías un vestido y un amor. Y yo simplemente te vi.

















10.28.2013





Autumn.











El cine es un lenguaje. Puede decir cosas: grandes, abstractas. Y eso me encanta. No siempre se me dan bien las palabras. Algunas personas son poetas y dicen las cosas con palabras bellas. Pero el cine posee un leguaje propio. Y con él pueden decirse muchas cosas porque cuentas con el tiempo y las secuencias. Tienes diálogos. Tienes música. Tienes efectos sonoros. Tienes muchísimas herramientas. Y, por tanto, puedes expresar un sentimiento o un pensamiento que no podrían comunicarse de ningún otro modo. Es un medio mágico. A mí me parece muy bello pensar en imágenes y sonidos que fluyen juntos en el tiempo y en una secuencia, creando algo que solo puede hacerse mediante el cine. No son solo palabras o música, sino toda una gama de elementos que se unen para componer eso que antes no existía. Se trata de contar historias. De inventar un mundo, una experiencia que la gente no tendría de no ver esa película. David Lynch.


Hacía tiempo que quería sacar esta nueva edición de Superlative. Entre una cosa y otra su salida se ha visto un tanto retrasada, pero mejor tarde que nunca. Podríamos decir que se trata de una edición otoñal, la parte "Warm" de mi edición otoño. Basada en canciones más hogareñas, un tanto más alegres y acomodadas que la edición "Cold" (en pocos días vera la luz). Hope you like it.




























10.26.2013




Disertación tercera.












¿Van bien los amores? Los amores, ¿de quien? A veces no entiendo a que te refieres. Sí, sabes perfectamente a que me refiero, los amores, los amoríos  el amor, la vida misma. No se, últimamente no entiendo de eso, no entiendo su significado, no se a que se refiere, ni se si me concierne o no. No mientas, siempre has sabido a que me refiero, a los amores. ¿Le temes? Temer es una palabra muy fuerte para el amor, nadie puede temer al amor. Parece ser que tu sí. No, yo no le temo al amor, no puedo temer al amor. ¿Entonces entiendes a lo que me refiero? Claro que lo entiendo. ¿No lo quieres ver? Lo veo todo el tiempo, lo siento, quiera o no. ¿Van bien entonces? ¿Pueden los amoríos, el amor, la vida, ir bien o mal siempre? Filosofar sobre algo así no te va a servir de anda. De nada sirve divagar en términos tan profundos y personales, pues nunca llegaríamos a nada, y bien lo sabes, bien sientes que es imposible sentirse objetivo en algo tan subjetivo como lo es el amor. ¿Y determinar si algo tan profundo va bien o va mal, es posible entonces? ¿Tiene tu pregunta algún sentido? Si, si que la tiene. Hablo contigo, sobre ti, sobre tu vida, sobre lo que quieres contarme de tu vida, sobre los sentimientos que quieras contarme sobre lo que sientes de tu vida, no sobre divagaciones y/o maneras de filosofar abstractas y ambiguas que no nos permiten saber nada, ¿estas a gusto con lo que tienes? ¿Pero deja esa pregunta de ser más o menos concreta o filosofica que aquella general que pueda involucrarnos a todos? Si piensas que un único individuo puede representar al conjunto de todos los demás y que sus sentimientos personales son totalmente extrapolables a todos los demás sentimientos, entonces sí. Sería muy hipócrita y egoista llegar a pensar algo así, ¿verdad? Totalmente. No me siento entonces capaz de poder responderte con una única palabra o frase a tu pregunta. ¿Porque? Si es individual, eres tu el único que sabe su respuesta y no involucra ni daña a nadie. ¿Soy yo acaso, como individuo en el amor, único e individual? Creo que no. No, es cierto que no, pero eres tu el único dueño de tus sentimientos, por lo tanto, dueño único de la respuesta a mi pregunta. Si fueses solamente el cincuenta por ciento capaz de responderme a mi pregunta, si fueses totalmente dependiente de ella misma, ¿qué sentido tendría llegar a pensar que somos individuos independientes que piensan y son capaces de sentir si al parecer dejamos todo, absolutamente todo, al parecer subjetivo de otro individuo totalmente diferente? La vida sería totalmente diferente, totalmente imposible. No hay nada imposible. En el amor sí. Mucho menos en el amor. En los sentimientos y en las respuestas tampoco. En la mia sí. En la tuya no, y lo sabes, pero no quieres acercarte, no quieres involucrarte. ¿Qué es involucrarse? Responder. ¿Y preguntar, qué es preguntar? Preguntar es responder.





















10.24.2013




Disertación segunda.












Ambos disfrutan del único sofa de una plaza que hay en todo el salón. Los de tres plazas son demasiado espaciosos, albergan frio y distancia, mucha distancia. El monoplaza es cómodo y caliente, guarda bien los riñones (aunque ambos lo nieguen, fruto de su esfuerzo por evitar parecer más mayores) y permite ver las películas a la mejor altura de todo el salón. Ambos disfrutan del único sofa monoplaza por separado, cada cual encontrando sus espacios, sus ritmos, sus tiempos y sus lugares a lo largo del día. Cuando ambos dos se juntan en el salón ambos sienten pena del otro, ninguno quiere que el otro se siente solo en el frio y solitario sofá de tres plazas que corona el salón, pero en cierta manera es inevitable, puesto que ambos dos no caben en el monoplaza. Pero es curioso, ninguno suele sentarse en el gran sofá. Cuando ambos disfrutan de una película juntos uno se sienta en el sofá de una plaza mientras que el otro ocupa el apoyabrazos del monoplaza en un desesperado intento de escurridizamente zambullirse en el diminuto espacio que deja el otro. Todo se convierte en una sonriente lucha de caricias y jugueteos, que si bien podría parecer otra cosa, alberga el único y último fin de acomodarse ligeramente en el monoplaza para poder disfrutar fusionados de la película. Es la sutileza con la que ambos se niegan su verdadero amor, lleno de caricias y susurros, la que mantiene viva el constante nerviosismo del uno por el otro. Constante juego de miradas de amor odio que convierten todo el frio salón en un caluroso monoplaza doble.





...


Me gustaría ser un nido si fueras un pajarito 
me gustaría ser una bufanda si fueras un cuello y tuvieras frío 
si fueras música yo sería un oído 
si fueras agua yo sería un vaso 
si fueras luz yo sería un ojo 
si fueras pie yo sería un calcetín 
si fueras el mar yo sería una playa 
y si fueras todavía el mar yo sería un pez y nadaría por ti 
y si fueras el mar yo sería sal 
y si yo fuera sal tú serías una lechuga 
una palta 
o al menos un huevo frito 
y si tú fueras un huevo frito yo sería un pedazo de pan 
y si yo fuera un pedazo de pan tú serías mantequilla o mermelada 
y si tú fueras mermelada yo sería el durazno de la mermelada 
y si yo fuera un durazno tú serías un árbol 
y si tú fueras un árbol yo sería tu savia 
y correría por tus brazos como sangre 
y si yo fuera sangre viviría en tu corazón. 

Claudio Bertoni.


















10.23.2013







Summer light in Madrid.













La luz de verano en Madrid es única.
El último carrete de mi cámara lo demuestra.










10.21.2013





Rectángulos.













Tenía ganas de publicar fotos, de sacar fotos, de imprimir fotos, de ver fotos, de tocar fotos. Fotos, muchas fotos. La imperiosa necesidad de atrapar el tiempo, el mundo, de parar las sensaciones y congelarlas para siempre en un gigantesco y reducido rectángulo de celuloide. Me he dado cuenta que he publicado todas las que tengo hasta ahora. Espero un carrete nuevo a revelar este miércoles, muchas ganas de ver que ha salido. Esa es la magia de los carretes analógicos, que nunca sabes con total seguridad que es lo que va a salir. A mi me encanta esperar el revelado y abrir el paquete e ir viendolas una a una, sin saber lo que me voy a encontrar, sorprendiendome foto a foto.


























10.19.2013





Disertación primera.











Se que no se trata de un encuentro casual. Los encuentros casuales no existen, aunque suene muy autoritario y extremo, condimentos llevado al extremo que eliminan muchas otras posibilidades existentes en el otro lado de la frase. Ellos han caminado toda su vida, porque les gusta caminar, porque es su manera de hablar. Sentados dificilmente logran expresar lo que sienten, lo que ven o lo que piensan. Es el horizonte, el infinito, que les induce a hablar. La lectura de su futuro alberga todas aquellas palabras del presente que el mismo presente estatico no les deja expresar. Desde la lejanía siempre me pregunto que será lo que esten contandose el uno al otro, ¿sobre que hablan? ¿qué se cuentan después de más de 30 años juntos? A veces me pregunto que pasaría si por alguna razón, todo su conocimiento estuviese dentro pero hayan sido expuestos a una separación de 25 años entre medio. Es decir, que aun albergando todo el conocimiento de vida en común solamente hayan podido vivir 5 años juntos al inicio y ahora, más de 25 años después, se hayan vuelto a juntar. ¿De que hablarían entonces? ¿Sería hablar de lo mismo si el conocimiento lo albergas pero careces de la presencia? Creo que no, o quiero pensar que no, pero nunca se sabe. Disertación primera. Escena uno, todavía no tiene dialogos. Color, grises y marrones. Aio.






















10.16.2013






Ce fini.












Se ha terminado el rodaje del largometraje.
Back to life, back to reality.

















imageofmind.