10.29.2013



Disertación cuarta.













En el amor hay preguntas y respuestas. ¿Cuales son las preguntas y cuales son las respuestas? ¿Y que significa tener la pregunta si no sabemos la respuesta? ¿Y viceversa? ¿Cual es la pregunta del amor? En un amor joven no hay edad, la edad contiene los cuerpos pero es incapaz de albergar y atrapar el espíritu que es y será libre. En la edad adulta el amor madura pero nunca envejece, se perfila y adopta tonalidades, toma matices que nunca antes había tomado. Matices. Las hojas de los arboles en otoño tienen colores infinitos. Sus matices dan color a la vida y su intensidad varía en función de la luz, como todo en esta vida. El amor es luz, esta convencido secretamente como luz. Es un torbellino imparable de energía. El amor joven. Edades adultas. Experiencia pura. Luz, eterna luz. Ojos que brillan. La pasión contenida en los gestos. Los detalles. La luz en los rostros, el amor en los rostros. Los detalles de los rostros. La pasión de los rostros a traves de la experiencia de los gestos. El amor, joven es el amor, jóvenes son los gestos del amor, incansables inmortales, como la luz. Luz. Hay mucha luz. La luz tiene experiencia, es joven. La experiencia detallada, como cada gesto, como cada expresión, como la luz de la pasión. Invulnerable al tiempo, solamente al amor. Luz, eterna luz. La luz en los ojos de la pasión. Los detalles de la luz de los rostros, de los rostros de la pasión. Experiencia, y toda su luz. Los gestos y la experiencia de los gestos.

Te vi. Juntabas margaritas del mantel. Ya sé que te traté bastante mal. No sé si eras un ángel o un rubí. O simplemente te vi. Te vi. Saliste entre la gente a saludar. Los astros se rieron otra vez. La llave de Mandala se quebró. O simplemente te vi. Todo lo que diga está de más. Las luces siempre encienden en el alma. Y cuando me pierdo en la ciudad. Vos ya sabes comprender. Es solo un rato no más. Tendría que llorar o salir a matar. Te vi, te vi, te vi. Yo no buscaba a nadie y te vi. Te vi. Fumabas unos chinos en Madrid. Hay cosas que te ayudan a vivir. No hacías otra cosa que escribir. Y yo simplemente te vi. Me fui. Me voy de vez en cuando a algún lugar. Ya sé, no te hace gracia este país. Tenías un vestido y un amor. Y yo simplemente te vi.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario