10.26.2013




Disertación tercera.












¿Van bien los amores? Los amores, ¿de quien? A veces no entiendo a que te refieres. Sí, sabes perfectamente a que me refiero, los amores, los amoríos  el amor, la vida misma. No se, últimamente no entiendo de eso, no entiendo su significado, no se a que se refiere, ni se si me concierne o no. No mientas, siempre has sabido a que me refiero, a los amores. ¿Le temes? Temer es una palabra muy fuerte para el amor, nadie puede temer al amor. Parece ser que tu sí. No, yo no le temo al amor, no puedo temer al amor. ¿Entonces entiendes a lo que me refiero? Claro que lo entiendo. ¿No lo quieres ver? Lo veo todo el tiempo, lo siento, quiera o no. ¿Van bien entonces? ¿Pueden los amoríos, el amor, la vida, ir bien o mal siempre? Filosofar sobre algo así no te va a servir de anda. De nada sirve divagar en términos tan profundos y personales, pues nunca llegaríamos a nada, y bien lo sabes, bien sientes que es imposible sentirse objetivo en algo tan subjetivo como lo es el amor. ¿Y determinar si algo tan profundo va bien o va mal, es posible entonces? ¿Tiene tu pregunta algún sentido? Si, si que la tiene. Hablo contigo, sobre ti, sobre tu vida, sobre lo que quieres contarme de tu vida, sobre los sentimientos que quieras contarme sobre lo que sientes de tu vida, no sobre divagaciones y/o maneras de filosofar abstractas y ambiguas que no nos permiten saber nada, ¿estas a gusto con lo que tienes? ¿Pero deja esa pregunta de ser más o menos concreta o filosofica que aquella general que pueda involucrarnos a todos? Si piensas que un único individuo puede representar al conjunto de todos los demás y que sus sentimientos personales son totalmente extrapolables a todos los demás sentimientos, entonces sí. Sería muy hipócrita y egoista llegar a pensar algo así, ¿verdad? Totalmente. No me siento entonces capaz de poder responderte con una única palabra o frase a tu pregunta. ¿Porque? Si es individual, eres tu el único que sabe su respuesta y no involucra ni daña a nadie. ¿Soy yo acaso, como individuo en el amor, único e individual? Creo que no. No, es cierto que no, pero eres tu el único dueño de tus sentimientos, por lo tanto, dueño único de la respuesta a mi pregunta. Si fueses solamente el cincuenta por ciento capaz de responderme a mi pregunta, si fueses totalmente dependiente de ella misma, ¿qué sentido tendría llegar a pensar que somos individuos independientes que piensan y son capaces de sentir si al parecer dejamos todo, absolutamente todo, al parecer subjetivo de otro individuo totalmente diferente? La vida sería totalmente diferente, totalmente imposible. No hay nada imposible. En el amor sí. Mucho menos en el amor. En los sentimientos y en las respuestas tampoco. En la mia sí. En la tuya no, y lo sabes, pero no quieres acercarte, no quieres involucrarte. ¿Qué es involucrarse? Responder. ¿Y preguntar, qué es preguntar? Preguntar es responder.





















No hay comentarios:

Publicar un comentario