11.13.2013




Filmar la sopa.









Las vagas ilusiones de sus recuerdos eran para mi todo un mundo por descubrir. Cada instante, cada luz, cada suspiro de memoria representaba una puerta a poder conocerla mejor, para saber y conocer todos esos detalles que solo el recuerdo nos era capaz de brindar y que rayo a rayo nos permitía conectarnos más y más cada día. En mi cada vez más creciente intento de retratarlos, como parte ancestral de mi familia, como recuerdo continuo de mi y nuestro pasado, este inciso monumental en su monotonía supone la mejor oportunidad para retratarla nerviosa, un tanto desanimada, vulnerable, capaz de expresar sus más íntimos recuerdos y sentimientos como último recurso de absolución y redención por si algo malo fuese a suceder. Y ahí es donde siento que debo estar yo, filmando todo eso, filmando la sopa. Porque se perfectamente que me arrepentiré más por no filmar que por vivir. Van a operar a mi abuela.


...



Eva Morell Photography.


...







Me recuerda a estas dos piezas que construí hace ya dos años, en un intento de unir imagenes que formasen una melodía única. Imagenes como sonidos.

Vemos mejor cuando escuchamos y escuchamos mejor cuando vemos. Por eso deberíamos poder ver la música.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario