11.06.2013





My last dream.










Me encontraba yo con todos los de mi clase, no recuerdo muy bien que hacíamos  pero íbamos vestidos de maneras muy raras y algunos llevaban armas. Uno de ellos, no recuerdo quien, llevaba un hacha muy afilada que la balanceaba sin parar y nos encontrábamos al rededor de una gran piedra grisácea  muy antigua y llena de liken verde. Era todavía de noche, aunque se podía ver el amanecer a lo lejos. Nuestras conversaciones empezaron a desvariar y la emoción empezaba a crecer cada día más. No soy capaz de recordar como pero llegamos a punto en el cual los juegos dejan de tener gracia y todo pasa a ser una amenaza seria. "¡¿A que no te atreves?!" repetían una y otra vez. Yo me movia intranquilo, con miedo en el cuerpo y observando constantemente esa gran y afilada hacha que no paraba de moverse de un lado a otro. Para cuando me quise dar cuenta, mi brazo derecho se hallaba cortado de cuajo, con un corte limpio a la altura del biceps y no sacaba nada de sangre. Yo me quede sorprendido, pero en ningún momento grite. Miraba y miraba a los de mi clase continuamente, sin saber que decir, viendo como ellos no paraban de reírse por ver mi brazo en el suelo, mientras que yo, sin saber muy bien que estaba haciendo ahí, cogí el brazo a toda velocidad y me lo volví a "pegar" en su lugar.

En un salto temporal que calculo de un día, pasamos a un increíble atardecer anaranjado, en la finca de Valdeolmos en donde hemos rodado la mitad de la película. El suelo esta lleno de hierba fresca, generada por las últimas lluvias y por la creciente humedad que atrae el otoño. Los arboles, cada vez más frondosos, permiten que los últimos rayos de sol, cada vez más naranja, se cuelen lentamente a traves de las ramas. Ahora me encuentro con mis amigos, mis amigos de toda la vida. Todos ellos están ahí, al rededor mia, formando un circulo muy amplio, cada uno en un extremo, mirandome. Yo, apoyado en una gran roca gris, de piedra vieja y llena de liken verde (como la piedra anterior), les miro con alegría a todos y cada uno de ellos, les quiero hacer participes de mi brazo cortado, lo cual supone un mundo totalmente diferente para mi. Mi brazo, aun estando cortado y aunque sea posible separarlo, es totalmente funcional, lo cual es todavía más sorprendente. Mis amigos se van acercando cada vez más, hasta tenerlos todos muy cerca. Empezamos a abrazarnos y a sonreír, somos felices juntos y a mi, por un momento, se me olvida que me han guillotinado el brazo derecho hacía medio sueño. En una de estas, mi amigo Ion me pregunta por la película, quiere saber que tal ha ido y cuando va a poder verla o cuando va a ser el estreno. Le digo que estamos todavía en fase de postproducción y de repente mi camiseta es blanca, esta sucia de tierra y de gotas de sangre. Mi manga derecha ha comenzado a sangran y gracias a eso recuerdo que tengo un brazo cortado, que raramente pegado todavía funciona. Me olvido de responder a Ion y paso totalmente a alarmarme cada vez más por mi brazo, empiezo a gritar cosas inconexas mientras mis amigos se acercan más y más y se rien más y más. En una de estas, Aitor decide adelantarse y diciendo que no es para tanto coge mi brazo derecho y lo separa de mi cuerpo, yo entro en shock, se lo arranco de la mano y me lo coloco lo más rápido que puedo. Lo coloco y compruebo que sigue funcionando, sonrío y me doy cuenta que el atardecer es el más anaranjado y el más bonito que he visto en mucho tiempo.

Después de esto he despertado, muy confuso y con la sensación de tener algo en el brazo. He comprobado que tenía el brazo totalmente bien y me he levantado recordando todo esto. Este ha sido mi sueño de hoy. Al menos uno de ellos, el que me acuerdo y creo que ha sido el último.







No hay comentarios:

Publicar un comentario