1.21.2014






Cines de verano & Co.











En mi pueblo, mi pequeño pueblo, de unos diez mil habitantes y con un kilometro cuadrado, que posee como único logro exportable (como le llamo yo) a Miguel Indurain, algunos direis que no es poca cosa, y no lo es, nada ni nadie lo es, existe un cine de verano. Es un cine de verano al aire libre, de esos sin sillas, con un proyector de bobina y una pantalla blanca instalada en un andamio rojo, siempre es rojo. Esta situado en un pequeño montículo de hierba, únicos metros cuadrados del pueblo sin edificar, creo que somos uno de los pueblos más pequeños y con más densidad de población de Europa, y en verano, por mucho que sea verano, hace frio. A partir de las 22:00, cuando la noche es ya notable, la gente va apareciendo, por desgracia cada vez menos, para poder disfrutar de la magia del cine. Hasta hace unos años, y todos podremos deducir porque, el cine de verano duraba todo agosto y proyectaba 3 películas a la semana. Hoy en día proyecta una a la semana durante todo el mes de agosto, vergonzosa reducción. En este cine vi yo por primera vez 'Milk', película sobre Harvey Milk, película que me gusto mucho. Por una parte por la historia, por la manera de contar la historia y su manera de afrontarla, y por otra parte, por la gran actuación de Sean Penn, uno de esos actores, junto con Dustin Hoffman, y no entiendo el por qué, que les tengo especial cariño y predisposición positiva. Me acordé mucho de 'Milk' ayer al ver 'Dallas Buyers Club', por la conexión con la homosexualidad y la homofobia. Tengo que reconocer que no se me quitaban de la cabeza los 23 kilos que tuvo que adelgazar Matthew y la genial actuación de Jared Leto mientras iba descubriendo la película. Si bien la cantidad de minutos de Matthew en el film es mucho mayor, sin desmerecer su buena actuación, la sensibilidad con la que podemos ver que se ha acercado Jared al papel de Rayon es formidable. Conocemos de sobra la actitud camaleonica de Leto, que aun así, no nos deja indiferentes, nos impacta. Si, disfruté mucho de la película y no solamente por las grandes actuaciones, me gusto mucho la manera de afrontar la relación entre Ron y Rayon, la dureza con la que Ron trata a los homosexuales y ese cambio progresivo que va sufriendo a lo largo de su vida, dandose cuenta que realmente no son los homosexuales su problema, sino las grandes farmacéuticas, el estado, las leyes malinterpretadas, los hospitales, etc Al final todos somos humanos, seamos como seamos, y debemos respetarnos tal y como somos, luchar por nosotros mismos y por los demás, sin que nada nos importe, nada más que el simple echo de ser, todos, humanos, humanos iguales. Os recomiendo que veais 'Dallas Buyers Club' y 'The wolf of Wall Street' también, que va a dar mucho de que hablar.








...






...























No hay comentarios:

Publicar un comentario