2.20.2014




Punto de Vista







Festival Internacional de Cine Documental Punto de Vista, festival que, desde hace pocos años se celebra cada dos años, y que este año, año entre medio, celebra su segundo seminario. Este año es la primera vez que asisto al festival, si bien hace un par de años lo sigo y leo los libros que han ido publicando. Verdaderas obras de arte. Ayer día 19 comenzó esta segunda edición, día en el que yo no pude asistir, tampoco a la master class de hoy a la mañana de Ignacio Agüero, que estoy seguro ha tenido que ser espectacular. Después de coger mi bolsa de bienvenida y la acreditación he bajado al ya empezado coctel, hoy todo lo cogía empezado. Puedo decir que no hay mejor manera de empezar un festival (o seminario). Por la tarde nos esperaban 3 películas, dos de Pema Tseden y una de Ignacio Agüero. La primera, 'The Search', de Pema no me ha parecido tan espectacular como la segunda, 'The Silent Holy Stones'. La primera es más lenta y esta cargada de mayor formalismo tanto en la estructura como en la evolución de la historia como en el montaje. Me ha sorprendido como ha conseguido componer una película, que a simple vista no parece tener mucho misterio, cargada de capas y sutilezas que poco a poco, se van aunando y haciendo la historia más y más compleja e interesante. Tengo que decir que en algunos casos me recordaba al cine de Ozu. La segunda de Pema, primera película en su filmografía, es una película más fresca, cargada de chistes y momentos graciosos en donde se palpa un cariño y amor por una tierra que siente dolida y atacada y que quiere, en cierta manera, dar a conocer, proteger y valorar. Es un cine cercano, basado en el profundo conocimiento de lo que filma, siendo muy consciente de ello y mostrándonoslo con la humilda que solo un buen conocedor de su tierra es capaz. Tseden es un gran cineasta que hay que conocer, leyendo sobre él, informándose sobre sus películas y dejando que las mismas respiren al verlas, dándoles su tiempo. Por el contrario, y arrepintiéndome mucho el no haber podido estar en la master class de Ignacio de esta mañana, la primera película de Agüero que he podido ver me ha dejado alucinado. Que decir de una película que tiene tantas ramas bonitas, trabajadas y verdaderamente conseguidas que te dejan boquiabierto. Cariñosa y profunda, también desde el conocimiento, manera de ver y entender los espacios y lo que representan, fruto de su vida como arquitecto antes que cineasta, dota a la película de Agüero de un tiempo y una composición única. Las casas, lo que fueron, lo que son y lo que serán, y mucho más importante aún, el hogar. Esa es la principal gran sutileza que nos dejar, poco a poco, la película. La gran diferencia entre casa y hogar y lo que representa, en este caso, en Santiago de Chile entre los años 1997 y 2000. Mañana 21 podremos ver dos películas más de Agüero, 'El diario de Agustin' y 'Cien niños esperando un tren', más una master class con Tseden. No puedo esperar. See you tomorrow.








No hay comentarios:

Publicar un comentario