3.10.2014



Creative.





Yo creo que las mejores cosas de la vida funcionan de forma misteriosa y muy paradójicamente. Realmente, hay verdaderas maravillas en la paradoja. En las cosas que ocurren sin sentido o con un sentido diferente a la realidad, así sí. Las cosas estables no siempre son las mejores y las mejores personalidades tampoco. Todo puede cambiar, y realmente, si lo hace, es bueno. O eso es lo que creo que deberíamos pensar siempre. El movimiento genera movimiento y el movimiento es bueno, deja respirar y deja y atrae la libertad. Los mejores procesos de la vida, como el amor y la creatividad, son todavía procesos independientes y que poseen de un conocimiento todavía muy incompleto. Hay cosas que nunca vamos a saber como funcionan, solo que lo hacen, y si nos gusta que funcionen así o no. El amor y la creatividad son procesos que están muy unidos. Cuando uno hace las cosas con amor su creatividad crece y cuando se es creativo en el amor la felicidad se supera exponencialmente. Vivimos en una vida estudiada técnicamente y encerrada en casilleros de leyes y estructuras cuadriculadas cuando en realidad somos seres humanos emocionales, caóticos  que no nos atenemos a leyes, demasiado aleatorios como para poder regirnos por alguna norma por mucho que nos intentemos enclaustrar en una continuamente, llenos de amor que dan y quieren recibirlo, pasionales, alegres y tristes, emocionales a fin de cuentas, llenos de vida. Somos seres humanos y creo que no hay nada más creativo y lleno de amor que nuestra propia creación. Después, a partir de nuestra creación, vamos generando pequeñas mejores versiones de creatividad a lo largo de nuestra vida, y eso, eso es la creatividad, amor en pequeñas porciones.

La creatividad funciona de una forma misteriosa y a menudo paradójica. El pensamiento creativo es una característica estable, que define algunas personalidades, pero que también puede cambiar dependiendo de la situación y del contexto. A veces, la inspiración y las ideas vienen sin más, y luego, cuando más las necesitamos, no aparecen; el pensamiento creativo requiere un conocimiento complejo, si bien es completamente independiente del proceso de pensamiento. 18 rasgos diferentes en personas creativas.





1 comentario: