3.03.2014



                                                      Soft lies.





                                                      Still I call it magic / When I next to you
                                                      
                                                      Tell me or ask me
                                                      why we shouldn't be together

                                                      Lentamente has recogido tu ropa, tus desgastadas botas negras, tus vaqueros
                                                      y tu camisa blanca con lunares
                                                      para decirme que te quieres quedar pero que no puedes, que hay cosas que no entiendo
                                                      y que es tu culpa y no la mia, que lo sientes mucho pero que te tienes que ir.
                                                      Me dices que ahora sonaría una armonica lenta, larga y dolorosa,
                                                      mientras me mientes diciendome que algún día lo entenderé y veré
                                                      o me obligas a ver
                                                      que tenías tu razón, pero ya no se si creerte, tantas vueltas me has dado
                                                      que hace rato me mareo.
                                                      Tienes y tendras un poder sobre mi que no se, que no entiendo el porque,
                                                      pero me vuelve loco el pensar que quedo contigo y que estoy a tu lado,
                                                      que tu presencia me contagia y me eleva, que me hace sonreír como un imbecil.
                                                      De nada sirve pensar ya que en un futuro todo estará más claro, ni soñar
                                                      que puede que llegue el día en el que te des cuenta que lo nuestro merecía la pena
                                                      y todo lo que has hecho es hacer el tonto, cuando me tenías para ti enteramente.
                                                      De nada sirve porque es futuro y no esta ahora conmigo, como tampoco lo estas tú.
                                                      Y no tengo fuerzas ni ganas para desperdiciar mi tiempo, valioso él
                                                      en algo que no se si algún día ocurrirá, y que si ocurre, lo disfrutaremos en el momento.
                                                      No merece ya la pena lamentarse en futuros no próximos e irreales,
                                                      pues hace tiempo aprendí que lo valioso es el presente y la vida que vivimos
                                                      y no todas aquellas que proyectamos y no vivimos,
                                                      pues lo soñado es bonito, como lo nuestro, pero no es real,
                                                      y lo irreal no es vivido.
                                                      Te sonrío mientras me mientes, ambos sabemos que tu estúpido discurso
                                                      no se lo cree nadie.
                                                      Crees que me dejas a solas, con mi falsa sonrisa y mi pena,
                                                      pero te vas tu más triste que yo, pues mentirte doble es todavía más triste.
                                                      Hasta luego querida amiga, nos veremos pronto, lo sé.
                                                      Porque tu quieres verme siempre, te mientas o no, y yo, de alguna manera u otra
                                                      te querré ver siempre,
                                                      y de alguna manera u otra, te querré siempre.





                                                      Sorry Leo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario