4.03.2014




Él decía. Ella no.







Lo quiero todo, pero por el momento ni siquiera yo sé lo que me falta.


En las historias de amor las mujeres son mucho más precisas que los hombres; éstos son muy confusos, no saben demasiado lo que quieren. Por el contrario, cuando la mujer encuentra a un hombre sabe, normalmente, lo que quiere de él; sabe lo que quiere dar y recibir mientras que, en general, para un hombre el amor es una emoción fuerte pero vaga, y no sabe exactamente lo que quiere dar o recibir ya que está demasiado preocupado por los problemas sociales. Decía Truffaut sobre las historias de amor.
Creo que siempre me interesará el terreno afectivo, es decir, todo lo concerniente a los sentimientos: las relaciones de los padres con los hijos, las relaciones de enamorados y de personas que se quieren. Nunca haré una película puramente de acción ya que no soy un fanático de esto. Decía Truffaut sobre los sentimientos.
Yo sólo funciono por sensaciones, por cosas ya comprobadas. Es por esto que mis films están llenos de recuerdos de juventud. Decía Truffaut sobre las sensaciones.
Hay que aceptar la idea de que la realización de una película es un misterio; mucha inteligencia, energías, gusto no hacen necesariamente un buen film si la mezcla de los elementos no es armoniosa. Decía Truffaut sobre las películas.
El cine, su historia, su pasado y su presente, se aprende en la cinemateca. Sólo se aprende allí. Es un aprendizaje perpetuo. El cine para mí es un arte de la prosa. Definitivamente, se trata de filmar la belleza pero sin que se note, sin que se note para nada. Decía Truffaut sobre el cine.





Dedicated to your smile.


1 comentario:

  1. Touché.
    Aunque normalmente las mujeres tendemos a divagar y a perdernos por las emociones, dejándonos llevar por ellas hasta un punto en el que no logramos descifrar qué es lo que realmente buscábamos en ese hombre. Además, somos tremendistas por naturaleza, y ¿por qué no? más volubles también, de ahí que sea fácil herirnos.

    ResponderEliminar