6.08.2015






Porque, ¿qué me querías contar tu? ¿algo acerca de aquel día? Creo que no, creo que simplemente querías venir y verme. Tu rostro cambia muchísimo cuando estas descansada, estas mucho más guapa. Te brilla el rostro, tu pelo luce más e incluso tus andares lo serpentean todo con más gracia. ¿Qué ocurre? Me preguntas una mañana de domingo. Me había levantando pronto y había decidido hacer café y ordenar un poco la casa. No ocurre nada, simplemente quiero verte y quiero quedarme a ver tu rostro, ver tu sonrisa y ver como me miras, porque así, simplemente así, ya soy feliz y para que quiero más. ¿Debería querer más? Te pregunto. Quiero que vengas y me mires y me beses sin decirme nada siempre que quieras, que hacer algo no sea la excusa para verme sino verme sea la excusa de todo lo demás. Porque ¿deberíamos tener excusas para vernos o deberíamos vernos para tener excusas que hacer? Los domingos te abruman, lo se, pero a mi no. A mi me gustan porque son tranquilos y valoras la vida y lo que realmente quieres hacer y es así como debería ser siempre la vida, valorada. Suele correr una fresca brisa, sea o no verano, que nos mece lo notemos o no, es el juego del domingo. Quiero salir a pasear contigo, hacerte fotos y comer helado sentados en el bordillo del puerto mientras miramos la oscuridad del mar por la noche. Me resulta fascinante la sensación que produce el mar en mi, siempre intento describirlo como algo absorvente pero no se si llega a ser esa la forma o la palabra o la manera de decirlo. Él es simplemente él. Y no quiero hablar de él, estoy hablando de ti y contigo. Vamos a vivir muchas experiencias juntos, quiero que me abraces aun en el suicidio, que me mires aun cuando te sientas vacía y me beses con vino entre los labios. Me preguntas que qué me querías contar y solamente me sale decirte este tipo de cosas, no se trata de un día, se trata de ti. Y se trata no de querer contar cosas sobre ti o de querer contarte cosas sino de vivirlas contigo y junto a ti. ¿Debería querer más?



No hay comentarios:

Publicar un comentario