8.19.2015





Nuestro rostro esta lleno de arrugas, de innumerables arrugas y gestos y cicatrices y recovecos y verdades y mentiras y sonrisas, arañazos y lagrimas. Nuestro rostro esta lleno de sol, de la poca luz de luna, de la ligera y suave brisa del mar, de aquel maravilloso olor a campo, del brillo del aceite de oliva virgen extra, el que endulza nuestra vida. Lleno de aceptación y orgullo, lleno de rechazos y amargos momentos con olor a limón. Lleno de suavidad, de eternas caricias, de secos y cortantes tortazos, algunos cargados de realidad, otros, por puro placer. Lleno de risa, de música, de bandas sonoras, de películas y de historias. De cuentos e interminables susurros. De intensos besos, de diminutos roces con los labios, aquellos que durante ligeras milésimas de segundo se pegan en nuestro rostro y nos impulsan escalofríos que recorren nuestro cuerpo. Nuestro rostro es la verdad del pasado, la imagen del presente y lienzo del futuro. Nuestro rostro es la bandera que otros ven pero que nosotros no vemos. Se alza y mira al sol. Es símbolo de nuestro cuerpo, de nuestro día a día, de nuestro ser, de lo que somos y seremos. Nuestro rostro esta lleno de arrugas, de muchas historias y de realidades, que hasta nosotros mismos, muchas veces queremos olvidar. The story's all over you. Sobre tu rostro, sobre ti. Rostro eres y rostro serás.



No hay comentarios:

Publicar un comentario