12.12.2016



Dear everyone, I decided to start writing in English. May be not everytime but at least some times. I'm learning English again so I think this would be a good exercise for me. Hope you understand that my English is not the best English in the world. I'm going to do my best, sorry about the mistakes. You can make any correction if you want. Thank you very much and see you soon!
Hughs! Asier.




12.06.2016




Creo que conectar es necesario. Con uno mismo, con alguién, con el vecino o con un perro, con lo que sea. Hay que conectar, sentir algo, unirse de alguna manera, en algún tipo de nivel emocional o psicologico con algo o alguién. Sino es imposible, sino no se puede vivir bien, sino te destruyes y te acabas consumiendo. Deberíamos sentir conexión, alguna conexión. A veces siento que no conecto bien conmigo mismo, o con la gente. Y es algo que me frustra. Me irrita no conectar. No quiero conectar por conectar y no considero que ser sociable tenga que ser un requisito. Pero si que creo que conectar, aunque sea con uno mismo, y sobre todo con uno mismo, tenga que ser una obligación. Caminar por caminar o mirar sin mirar. Sentir que los segundos del reloj son losas de marmol blanco sobre ti, y solo sobre ti y sobre nadie más. Aire viciado, café somñoliento y utopías sin imaginación. Un inmenso recorrido sin caminos, que antes veías pero que ahora son eternos caminos de lava. Lava roja y caliente, con lujoso olor a azufre e irritantes eccemas que te levantan la piel. Ácido es el día y el aire y el agua y tu y todo. Y coges el móvil y escribes y llamas y nada. Nada. Así segundo a segundo, minuto a minuto, más y más pesado, más y más inmovil. El sol se va apagando, cada vez más pronto y no hay luz que ilumine este camino, ni aquel. Ni el de hoy ni el de ayer. ¿Qué quieres que ilumine? El problema es que no lo sabes, no eres capaz de proyectar un camino y levantas el brazo intentando proyectar una idea que suena muda a través de tu boca. Porque no piensas ya ni en ti, ni siquiera te imaginas ni te hablas ni te escuchas ni te proyectas. Has empezado a perderte, incluyo de ti mismo. Y ya no encuentras el camino ni la conexión. Porque no hay conexión, al menos no hoy ni mañana.






11.24.2016




Libros que llevo leídos este año:
(De momento)


Saber perder - David Trueba.
Instrumental - James Rhodes.
Cosas que los nietos deberían saber - Mark Oliver Everett.
El placer de la mirada - F. Truffaut.
La pista de hielo - Roberto Bolaño.
Rayos - Miqui Otero.
Angel - Elizabeth Taylor.
Un mundo feliz - Aldous Huxley.
Tokio Blues - Haruki Murakami.
El sentido de un final - Julian Barnes.
Hurra - Ben Brooks.
Blitz - David Trueba.


En lista de espera:

Nada - Carmen Laforet.
After dark - Haruki Murakami.
Crezco - Ben Brooks. buy
Lolito - Ben Brooks. buy
El mundo de la tarantula - Pablo Carbonell.

...




11.10.2016



I did my best, it wasn't much
I couldn't feel, so I tried to touch
I've told the truth, I didn't come to fool you
And even though
It all went wrong
I'll stand before the Lord of Song
With nothing on my tongue but Hallelujah.














10.26.2016



Rosita: (Arrodillada delante de ella) Me he acostumbrado a vivir muchos años fuera de mí, pensando en cosas que estaban muy lejos, y ahora que estas cosas ya no existen sigo dando vueltas y más vueltas por un sitio frío, buscando una salida que no he de encontrar nunca. Yo lo sabía todo. Sabía que se había casado; ya se encargó un alma caritativa de decírmelo, y he estado recibiendo sus cartas con una ilusión llena de sollozos que aun a mí misma me asombraba. Si la gente no hubiera hablado; si vosotras no lo hubierais sabido; si no lo hubiera sabido nadie más que yo, sus cartas y su mentira hubieran alimentado mi ilusión como el primer año de su ausencia. Pero lo sabían todos y yo me encontraba señalada por un dedo que hacía ridícula mi modestia de prometida y daba un aire grotesco a mi abanico de soltera. Cada año que pasaba era como una prenda íntima que arrancaran de mi cuerpo. Y hoy se casa una amiga y otra y otra, y mañana tiene un hijo y crece, y viene a enseñarme sus notas de examen, y hacen casas nuevas y canciones nuevas, y yo igual, con el mismo temblor, igual; yo, lo mismo que antes, cortando el mismo clavel, viendo las mismas nubes; y un día bajo al paseo y me doy cuenta de que no conozco a nadie; muchachas y muchachos me dejan atrás porque me canso, y uno dice: "Ahí está la solterona"; y otro, hermoso, con la cabeza rizada, que comenta: "A esa ya no hay quien le clave el diente." Y yo lo oigo y no puedo gritar, sino vamos adelante, con la boca llena de veneno y con unas ganas enormes de huir, de quitarme los zapatos, de descansar y no moverme más, nunca, de mi rincón.

Tía: ¡Hija! ¡Rosita!

Rosita: Ya soy vieja. Ayer le oí decir al ama que todavía podía yo casarme. De ningún modo. No lo pienses. Ya perdí la esperanza de hacerlo con quien quise con toda mi sangre, con quien quise y... con quien quiero. Todo está acabado... y, sin embargo, con toda la ilusión perdida, me acuesto, y me levanto con el más terrible de los sentimientos, que es el sentimiento de tener la esperanza muerta. Quiero huir, quiero no ver, quiero quedarme serena, vacia..., ¿es que no tiene derecho una pobre mujer a respirar con libertad.? Y sin embargo la esperanza me persigue, me ronda, me muerde; como un lobo moribundo que apretase sus dientes por última vez.



Oh Lorca.

10.25.2016






Corría el año 2008, o puede que fuese 2009. Esos primeros dos años y medio de universidad fueron realmente raros, oscuros y, ahora que los veo con cierta perspectiva, muy borrosos y realmente mezclados entre si. En algún momento, entre noviembre y febrero seguramente, cuando pasábamos largas tardes en la biblioteca y mi iPod, recién comprado (iPod classic versión 4 o 5, con sus añitos encima y de segunda mano), empezaba a acumular más y más discos, nuevos o viejos (pero nuevos para mí) seleccionó esta canción al azar. Me gustaba muchísimo poner los 30 gb del iPod en aleatorio y escuchar, sin control alguno, todo lo que hubiese almacenado ahí dentro. Como si un gran cerebro musical me estuviese hablando, libre, sin control, escupiendo su verborrea musical. I don't want to be your friend, I just want to be your lover, cantaba el señor Yorke. La canción empieza con una suave melodía, unas ligeras voces y yo, enmudecido y paralizado. La canción entra y se desliza a través de mi, detengo todo lo que estoy haciendo y me quedo mirando al infinito. Una ligera lluvia cae sobre el campus, el cielo esta gris, tan gris que es casi de noche a las 16:30 de la tarde, y levantando la cabeza sobre las lamparas individuales de la biblioteca miro a la calle por el gran ventanal central. Se me eriza la piel, y joder, ¿qué canción es esta? Inevitablemente miro el iPod: House of cards, disco In Rainbows, Radiohead. No matter how it ends, No matter how it starts. Despido el aleatorio y voy directamente al disco, hace dos días que lo había metido. No es nuevo, de 2007, puede que tenga uno o dos años, pero para mi lo es, es nuevo, y me gusta, me gusta mucho. Pongo el disco entero, le doy a repeat y me recuesto ligeramente en las horribles sillas de la biblioteca. Al principio parecen cómodas, pero pasado un tiempo te das cuenta que el acolchado es como el sol en Pamplona, tan fugaz que resulta inexistente. Dios, es bueno, es bueno, muy bueno. Lo pongo desde el principio y comienza a crearse una simbiosis entre mi estado anímico y el disco, una mezcla de perfección sensorial, una identificación que va más allá de lo explicable. Así he imaginado que te transporta la música, y que así debería hacerlo siempre. A lo inexplicable. Quién quiere o necesita explicar lo que siente cuando escucha algo como Reckoner, o Nude. No hace falta, sonríes, cierras los ojos y te pliegas sobre ti. Es maravilloso. Vamos a cerrar los ojos y despedir el día, se va haciendo de noche y poco a poco llueve más y más. Una hora más tarde el cielo se partirá en dos, y en tres e incluso en cuatro, los rayos le confieren a la biblioteca el ambiente lúgubre perfecto. Nos permite sonreír y disfrutar de In Rainbows, bajo el gran techo abovedado y el cobijo que nos confiere la música. Forget about your house of cards, And I'll do mine, Fall off the table, Get swept under, Denial, denial.




10.18.2016



¡Ay Perrier!




Sales y sigues caminando, es lo que hace la gente, el río tiene un cauce y al parecer estamos programados para seguirlo. Caminas y caminas, todo es raro, lo sientes, no te gusta, pero no sabes porque, sigues y sigues sin sentido, en la dirección marcada, tu GPS interno no te dice que no pero te guía, y sigues y sigues caminando. Algo raro pasa, te sientes raro, la conversación no ha funcionado y no te has sentido lo cómodo que esperabas. De primeras, la situación ha cambiado completamente y ha roto la estabilidad preparada, tu estado mental ha cambiado en milésimas de segundo y tu no eres emocionalmente tan ágil como deberías o, no al menos, como te creías. Tu primer paso se ha resquebrajado y la planicie tiene fisuras por las cuales vas a tener que caminar. Te sientas e incluso tu interlocutor parece mirarte raro, pero tu te miras dentro y ves que no es por ti, que él ve raro a su alrededor, porque su alma es así, al igual que su físico, disperso. O es lo que sientes, porque todo ha cambiado y a algo raro te tienes que agarrar. La conversación comienza y en menos de lo que esperas se acelera, no quieres nada pero cuando el camarero se acerca te ves obligado a pedir un café que no quieres, pero es café y es lo lógico, te gusta y no sueles rechazar un café, no va contigo decirle que no al señor café. Él se pide un agua con gas, y tu piensas que esas mariconadas solo las hacían en Francia, pero no, al parecer Perrier también tiene mercado español. Será entre los dispersos, que no entienden que existe agua mineral natural. Natural como el pan, como la vida misma, pero no como la situación actual. Perrier, por dios. Tu café viene corto, intenso, esta bueno, es un bar de toda la vida, de esquina, con plato combinado, camisa blanca amarilla lejía y los mejores cafés del mundo. Porque en los repartos de bondades, ellos no se llevaron la moda, ni la belleza ni nada estéticamente parecido, ellos se llevaron el café. Nadie sabe porque, pero es así. La conversación avanza deprisa, al parecer ya había cosas dichas que no llegaron a tu oído pero que si salieron de su boca. Tu aventuras a conocer y destripar mejor tu información y en el camino te vas poniendo más y más nervioso, así eres, estúpido por naturaleza. Estúpido o falto de práctica, que a veces es lo mismo, o contiene las mismas consecuencias. Todo avanza tan deprisa que cuando te quieres dar cuenta nadie sabe que más decir pero todos tenemos los vasos y las tazas llenas todavía. Una introducción convertida en cuerpo y final, sin preámbulo ni conclusión, boom! el final ha llegado. Hi! I'm here! Pero tu no estas here, estás there, nowhere! Así que sin más que decir te levantas, te vuelves a sentar y argumentas que no te habías acabado el café, te lo acabas con maestría elegancia y te vuelves a levantar. ¡Ni siquiera os dais la mano al despediros! Todo ha salido mal, piensas. Pagas, ¡lo nunca visto! y el camarero replica, "cobramos solo un, café. Un solo café." Y lo ha recalcado tantas veces que tu le reiteras, "Eso es, un café." Enfatizando 'un', como en barrio sésamo, uno es uno. Y sales, nervioso, guardando el no utilizado bolígrafo, cerrando el vacío cuaderno y buscando el móvil, mientras lo ves que te saluda por el cristal del gigantesco ventanal del bar. En una milésima de segundo sonríes y te vuelves a despedir, cualquiera diría que habéis quedado para practicar despidos, y continuas caminando con una sensación más agridulce que toda la cultura china junta. Sigues caminando, porque es lo que hace todo el mundo, y tú, sin poder pensar ni un sólo segundo, es lo que deberías hacer ahora, no pensar y caminar. Porque si piensas, vas a ver que has hecho el ridículo y que no vas a poder volver a preguntar todas las preguntas, que ahora, te vienen a la cabeza. Porque tu cabeza es así, lenta, cortocircuitada por los nervios. En fin, te dices, otra cagada más, otro momento pasado que volver a repetir hasta aprender, o así debería ser. Algo raro pasa, te sientes raro, la conversación no ha funcionado y no te has sentido lo cómodo que esperabas. Caminas y caminas, y seguirás caminando. Al menos hasta llegar a casa, donde al parecer, no hay Perrier, ni Francia, ni tus nervios, ni tus tonterías ni estupideces. ¡Ay Perrier, qué burbujas!



10.11.2016



"Lo incomprensible es lo único que tiene valor: el amor, Dios y la muerte."






“Todos perduraremos en el recuerdo, pero cada uno será grande con relación a aquello con que batalló. Y aquel que batalló con el mundo fue grande porque venció al mundo, y el que batalló consigo mismo fue grande porque se venció a sí mismo, pero quien batalló con Dios fue el más grande de todos."


Aquí.



10.10.2016






Caos, el puto caos. O esa sensación de estar más perdido que una gallina sin cabeza, lanzando sangre por toda la hierba del campo, mientras corres sin dirección en los últimos espasmos de tu vida. Ya ni el cacareo sordo de tu último aliento es ni siquiera minimamente oíble. Aun y todo sigues corriendo y corriendo, escupiendo sangre y más sangre, pues es tu último aliento y mecanicamente es casi lo único que se te ocurre hacer. Unemployment is so great. Mentira. You have so much time. Every day becomes so long. And all day long you can think of stuff to fill the hours with. All the time you have to ask yourself what's wrong with you. Every day you have to worry about the next. Every morning you ask yourself what you're doing. Every fucking day. But hey, I won't complain. It's great, it's just a little confusing. Ah, maybe I should read a happy book next. Every fucking day. Un pequeño caos que no sabes como llenarlo. Y que prefieres no pensar en él como algo malo pero por alguna razón social o mental o yo que se porque lo acabas haciendo de esta manera. El verdadero punto esta en tomartelo como un impas, como el momento en el que cierras una pero abres otra o miles de ventanas, pero joder, es jodido. Pero ey! habrá que intentarlo y consumirnos en el intento antes de que nos consumamos por otras parte o de otra manera. Es la puta resaca del fin de semana quien habla, como siempre la puta resaca. Dos días de fiesta y te vuelves un maldito nostalgico que vuelve a Madrid mirando por la ventana del coche a un infinito incierto mientras suena No One's Gonna Love You de Band of Horses en una versión acustica que te mata más de lo que crees y no sabes si sería mejor dejarlo todo y mudarte a otra ciudad o concentrarte y sacarlo todo adelante. Te mudes o no lo vas a tener que sacar todo adelante, así que al final te comes una pizza como un gordo de domingo y te levantas el lunes, tomas café y tu día y tu ciclo comienza a girar otra vez. Porque claro, I won't complain. Es una fase. O el caos, el simple y maldito caos que quieras o no, te desetabiliza más de lo que crees. Bueno, mañana más y mejor, porque al final, every day you have to worry about the next, every morning you ask yourself what you're doing, every fucking day. But hey, I won't complain. It's great, it's just a little confusing.



 

10.04.2016






Se me encoge el corazón al recordar. El pasado no me da miedo. A veces lo más dificil del mundo se esconde en nosotros mismos, en mirar al horizonte y no emborronar la mirada. En dejar de mirar el suelo como solución a tus propias preguntas. En no cruzar los brazos en un intento de autoabrazo. El cielo esta gris y la habitación amanece más oscura de lo normal. El largo día por delante, y con tu gran taza de café delante abrazas su calor con ambas manos mientras miras al horizonte, a la gran pared gris que se extendiende efímera e inquebrantable a lo largo de las horas. El suelo de tu casa sigue frio de toda la noche y al rozar tus dedos gordos del pie notas un escalofrío. Has pasado de poner Bon Iver y su desgarradora música a enchufarte electronica por vena, a ver si así cambian las cosas y te animas un poco más. Porque sabes que te pasa pero no focalizas y sientes que todo se mueve a tu alrededor en una constante monotonía a la que deseas engancharte pero que ves pasar y pasar sin alargar la mano y saborear. Y así con todo, con la vida, con tu vida, con la suya, con la de ella, con la vuestra y la nuestra. Con todo. Y dejas la taza de café y cruzas los brazos, porque necesitas un abrazo pero eres incapaz de pedirlo. Lo del afecto se quedo congelado en algún rincon de tu ser, allí en las profundidades, entre las ganas y la energía. Y sales a caminar solo, a ver si el frío aire contaminado te despeja de alguna manera. Te ries con aquel niño pequeño que juega con una hoja y miras con cariño a la señora mayor que arrastra un pesado carro de la compra. No le ayudas, pero el cariño humedece tu mirada y con eso te crees compasivo. Porque ya ni sientes compasión por ti mismo, así que imaginate por los demás. Compras un diario, a ver si encuentras la pista que te coloque en el mapa o la sangrienta noticia que te haga sentir algo, el cual aparcas nada más llegar a casa, como tu cuerpo en el sofá. Y como tu vida, y la suya, la de ella, la vuestra y la nuestra. [Cont.]




9.28.2016



"No son problemas, son oportunidades,
de mejorar y superar adversidades,
tú tienes gran poder, sólo quiérete,
puedes lograr cualquier cosa esforzándote,
todo es mental, todo es como lo percibes,
tú puedes cambiar la percepción de lo que vives,
la belleza está en los ojos del que mira,
todo es del color de la luz que recibe."






9.26.2016



- No te compadezcas de ti mismo. Eso sólo lo hacen los mediocres.
- Lo tendré en cuenta -dije.

Nos dimos la mano y nos separamos. Él se dirigió hacía su nuevo mundo y yo volví a mi lodazal.

Tokio blues · Norwegian wood.




9.13.2016



¿Ejercicios para una buena salud mental?


1. Deja de usar ya los conceptos "bueno" y "malo".
2. Recuerda siempre que el cambio es inevitable.
3. Acepta que no puedes tener un control absoluto sobre nada.
4. Deja de lado tu intolerancia ante el comportamiento irracional de otras personas.
5. Acepta todas tus emociones, incluso las negativas.

[O eso dicen]



"Era un acto de devoción. Un poco como escribir o querer a alguien,
no siempre parece merecer la pena pero el no rendirse genera de algún modo,
tras un tiempo, un sentido inesperado."
Miranda July



9.09.2016



Elige que vas a hacer en tu vida, quiero decir, decide si vas a aceptarlo todo, tanto lo bueno como lo malo, y ve a por ello. A por todo, o solo a por la mitad, o a por nada, pero decidelo. Porque el rosa será rosa hoy y mañana, mientras lo veas y lo quieras ver rosa. Y no hay mayor estupidez que creerte tus propias mentiras y no aceptar las decepciones. Porque no aceptarlas no te hará más fuerte y reconocerlas solamente te volverá más reacio a emocionarte. Porque hay muchos tipos de emoción y una de ellas se genera en base a aquellas cosas que generamos, imaginamos y/o esperamos y su destrucción afecta directamente a tu emoción. Destruye tus esperanzas y te harás más frío y calculador de los resultados de tu futuro. Dejarás de utilizar la emoción de la espera e irás apagando esa parte de ti, inevitablemente y sin darte cuenta. Es jodido. Es como tropezarte infinitamente con una piedra que bien conoces pero que solamente ves cuando ya estas en el suelo con la pala rota y todas las baldosas manchadas de sangre. Y solo cuando el frio y grueso caparazón destructor se completé serás capaz de ver la piedra. Pero entonces será demasiado tarde y ya no podrás volver atras, ya no podrás volver a emocionarte. Por el contrario dejarás de sentir esa hostia que recibes cuando la emoción acaba mal y te aplasta la decepción. Puede sonar como si fuese algo de uno u otro, pero no es así. Y no deberías pensar que lo es. Solo debes aprender a manejarlo, aunque sea dificil o parezca imposible. Decidirlo y manejarlo, y nada más. Elije. Y punto.




9.08.2016



Frames.






Frames within frames in frames within frames.
Frames within frames in frames within frames.
Frames within frames in frames within frames.



9.05.2016



#lynch






Sinceramente, hay un mundo entre Lynch y el resto. Hay una vida entre Lynch y el resto. Hay un universo, una galaxia, un despligue de imaginación e ideas entre Lynch y el resto. No porque el resto no sepamos imaginar ni sepamos viajar y crear mundos, sino porque Lynch, que no solo es capaz de imaginar el mundo, sus sueños, sus preocupaciones y/o problemas y darles forma, es capaz de plasmarlos en celuloide o en lienzo y mostrarlos al mundo, dejandonos a todos con la sensación más curiosa, que no rara, del mundo. Lynch no es raro, no lo es para mí. Es diferente, especial, curioso y muy visceral y honesto. No es fácil coger un cuchillo, abrirse el estomago por la mitad y soltar todo nuestro estomago encima de la mesa, a batalla popular. David Lynch: the art life, es un documental, estrenado en la mostra de venecia, que esperemos que se estrene en españa (esperemos) y al cual esperemos poder ir, que investiga el Lynch más artístico e intenta, mediante el reflejo de su niñez, acercarnos al Lynch más honesto y verdadero. 

Creo que la primera película que vi de Lynch fue El hombre elefante, la tenía (y espero que todavía la tenga) mi padre en VHS, con un jovencísimo Anthony Hopkins. Me sorprendio muchísimo el reflejo tan realista que se hacía del hombre elefante y lo bien que se utilizaba el enseñar sin enseñar, el reflejo sin reflejo. Mediante sombras, banda sonora y expresiones multiples del resto, Lynch reflejaba a la perfección lo que era ser un hombre elefante. Después llegaron Blue Velvet y Eraserhead, y mi vida cambio para siempre. Es y será la mágia de Lynch, única e inimitable.


 

9.04.2016






Etapas. Supongo que todo el mundo tiene etapas o fases o franjas temporales, como queráis llamarlo. Y septiembre es, y será, un mes de cambio en toda regla. A veces pienso que soy el único que siento cambios en septiembre, pero diferentes a todos los demás, porque yo se perfectamente que todos sufrís en septiembre. El verano se acaba, toca volver a la realidad y el trabajo nos da unos hostiones importantísimos. Pero yo lo veo diferente. Para septiembre es probable que ya esté un poco cansado del calor, así que la llegada de septiembre siempre me gusta porque el calor parece desaparecer, punto uno, okey. Y segundo, mientras que el resto véis terminar una era, como si el verano fuese lo mejor del mundo, que no os voy a negar que mola mucho pero no lo es todo, yo veo que comienza una maravillosa época nueva. El final del año y el comienzo de otro. Miles de nuevas películas, miles de nuevos discos de música, el mundo vuelve a girar, las ciudades van cogiendo el ritmo de nuevo y con la llegada de temperaturas más frescas llegan momentos más frescos, nuevos e intensos. Joder, septiembre mola, a mí siempre me ha gustado muchísimo, llamarme raro. Raro.

Pues eso, dejar de quejaros, que estáis todo el día quejandoos. Y agarrar septiembre con dos cojones. Empezar el guimnasio de nuevo, o cualquier tipo de ejercicio, ir y compraros un par de discos nuevos y marcaros una rutina semanal de cien, al menos una vez por semana, y todo, absolutamente todo, comenzará a fluir de nuevo, mucho mucho mejor. Y si no lo véis bien, siempre podéis compraros un vuelo por noviembre o diciembre e ir empezando a prepararlo desde ya, así tenéis una meta a la que agarraros e ireís viendo que el tiempo pasa más rápido. Cualquier excusa es buena, solo hay que querer. Vamos, al lío.

Y sino hacer como Lynch, "I like to get lost in another world". Veís, eso es un fotográma del trailer de un nuevo documental sobre Lynch que se estrena pronto, después del verano.




9.02.2016



Unemployment is so great. You have so much time. Every day becomes so long. And all day long you can think of stuff to fill the hours with. All the time you have to ask yourself what's wrong with you. Every day you have to worry about the next. Every morning you ask yourself what you're doing. Every fucking day. But hey, I won't complain. It's great, it's just a little confusing. Ah, maybe I should read a happy book next.

He leído este pequeño parrafo, parte de un texto mayor, en el nuevo descubrimiento de hoy, como lo es la canción de abajo, y me he dado cuenta que tiene toda la razón, absolutamente toda la razón. Tienes un inmenso día por delante, muy muy largo, lleno de tiempo, pero el que probablemente, sin saber como, vuela y vuela cada vez más rápido. Puede que sea la edad, siempre puede echar la culpa a la edad, o puede que sea culpa de la monotonía, que, al final, agiliza todo. Es curioso como le ves el lado bueno, puesto que tienes muchísimo tiempo, pero como pasado un tiempo (menor del que pensamos), te acabas viendo a ti mismo pensando y preguntandote qué eres, quién eres, qué haces, por qué, etc etc Como dice Jin Yob Kim en su blog, every fucking day. Llegas a un estado en donde no sabes donde estas, un estado neutro, en medio a ninguna parte, en donde debes elegir un camino u otro. La mayoría de la gente no sabe que tiene que tirar hacía un lado u otro, y aquí reside la mayor parte de los problemas. Solo el que sabe que tiene que reaccionar es el que avanza, hacía atras o hacía adelante, pero avanza. El resto se queda vagando en un limbo inexplicable entre el hacer y el quehacer. No se, es raro, pero a veces es más dificil darse cuenta de las cosas que actuar sobre ellas. Al final es acción-reacción, pero sin darnos cuenta si quiera de esa diferencia tampoco habría final. It's confusing. Detente y piensa, y actua después.



 



8.18.2016




A veces pienso que todo se encuentra contenido entre un lado de tu cuerpo y el otro, entre el inicio y el final, de una punta a la otra.
Y nada más.




6.30.2016


Gemido.


"...ahí afuera, hay un mundo lleno de historias de mujeres de todas las edades, todas las tallas, todos los grados de belleza, altas, gordas, bajas, flacas, con pelo corto y melena hasta los pies, con cinturas de avispa y sin cintura, divertidas, aventureras, bizcas, despiertas, dormilonas, vivas, al borde de la muerte: tan complejas, fascinantes o aburridas como los personajes masculinos. Miento: mucho más complejas, aunque sólo sea porque han –hemos– tenido que luchar de mil maneras distintas para ocupar el lugar en el mundo que nos corresponde. Mujeres que necesitan voces que cuenten sus historias de una manera nueva, fresca, alejada de tópicos y prototipos porque desde ese nuevo imaginario, y sólo a partir de él, el mundo puede ser un lugar un poco más justo y un mucho ­menos frío."




6.27.2016



Adios.






La primera vez que vi este documental lloré de emoción. Bill amaba tanto lo que hacía y lo hacía con tanta pasión y devoción que se te encogía el corazón y llorabas de alegría al verlo. Su honestidad y constancia deberían ser un espejo en que deberíamos mirarnos todos los días, en el que sentirnos identificados y un modelo gigante al que queremos imitar. Volveré a ver el documental centenares de vez, y con cada vez, una sonrisa gigante se dibujará en mi rostro. Enorme e infinito Bill.


6.21.2016



"Si quieres que algo se haga, contrólalo.
Si quieres que algo se haga mejor, págalo. 
Si quieres que algo se haga mucho mejor, págalo mucho mejor."



6.15.2016





"It made me realise that you can take risks and things will work out. I always advise people to do this.
If you’re not happy with something, change it, throw yourself into the unknown and it’ll probably be fine." 


5.30.2016



Bob Dylan dijo una vez que ya de joven era consciente en secreto de su destino. Me gustaría poder decir lo mismo, pero nunca lo fui. Nunca. Lo único que sentía era desesperación y un total y absoluto desconcierto: mala combinación, muy mala. No tenía ni idea de qué cojones estaba haciendo, y si lo hacía era solo por no saber qué otra cosa hacer.



5.16.2016


¿Por qué?



No tengo ninguna intención de demostrarte si lo que digo o pienso es del todo lógico o cierto o tiene algun tipo de futuro o base con fundamento. Es lo que siento, y punto. Es algo que no vas a poder cambiar, ni ahora ni nunca. Nos estamos liando, tu mano sube de mi culo y pasa por mi cadera hasta introducirse dentro de mi camiseta y rozar suavemente mi espalda. Se me erizan los pequeños e ínfimios e invisibles pelos de la espalda y de practicamente todo mi cuerpo. Noto algo en la entrepierna, un ligero cosquilleo. Tu barroco rostro se acerca a mis labios, con los ojos cerrados, no eres consciente de la pasión que transmite tu rostro. Yo lo veo, aunque por desgracia no genere ningún tipo de energia emocional en mí. Tus labios estan algo humedos, como lo empiezo a estar yo, estan calientes y rozan durante unos segundos los mios. Tu mano sube al compas la curbatura de mi espalda mientras que mi camiseta escala y desaparece entre tus brazos. La ligera brisa eriza mis pezones bajo el sujetador, te pone a cien quitarme la camiseta y por culpa de tu cercanía te la noto dura. Empiezo a humedecerme yo también, es algo que siento, intenso y muy físico, pero nada más. No percibo emoción en mí, y desde hace al menos 10 años, desde aquella primera vez que probe lo que era la masculinidad, me perturba la idea de estar vacía por dentro. En mi mente solamente veo un aparato físico que se lubrica en consecuencia de una acción mecanica. Me elevo sobre mi y vislumbro a dos personas que, con pasión, entrelazan sus cuerpos. Puedo ver como has conseguido liberar a mi amigas de la prisión y como, gracias a la gravedad, caen ligeras y con un sutil contoneo sobre mi cuerpo. Te estan saludando, y mucho, porque a ellas también les pone tu erizado cuerpo. Me tumbo sobre ti y tras besar tu pecho me deslizo sobre los tres botones de tu entrepierna. Uno, dos, tres, en tres segundos y en tres botones se resume el extasis de tu liberación. Algo crece y de manera mecanica, cual mecanismo hidraulico, se eleva hasta chocarse con mis manos, que lo arropan y le saludan con cadencia. Siempre he pensado en lo banal y en los sencillo de vuestra mecánica. Poco basta para un todo torrencial. Te incorporas y te tumbas encima mia. Te has quitado la ropa, veo tu blanquecino culo acercarse a mi mientras presionas una serie de botones, sin lógica en la combinación pero con convicción, intentando hacerme ver sin éxito que posees la combinación mágica. Con un cuchillo y un cálido torrente de sangre conseguirías más de lo que ahora mismo intentas hacer. Pero eso no es algo que pueda decirte, ni a ti ni a la sociedad. El sexo no me da miedo y nunca me ha parecido desagradable, pero no consigue lo que debería conseguir. No siento nada, ni cuando me vesas ni cuando tu culo ha empezado a moverse con frecuencia regular sobre mí. Boca arriba, contigo encima, tu todo sobre y dentro de mi, mi yo humedo, pasión y sudor, y yo mirando al techo, viendome flotar, y mi yo que se eleva viendo como follamos. ¿Por qué no siento esa felicidad que sientes tú?

5.08.2016




"Siente una especie de dolor en el pecho, intenso pero placentero. Es como si hubiera una herida, pero una herida leve, una marca en la piel que quieres acariciar, reconocer, disfrutarla por todo lo que significa para ti. Ahora que aún está, porque es posible que, pronto, desaparezca."