9.28.2016



"No son problemas, son oportunidades,
de mejorar y superar adversidades,
tú tienes gran poder, sólo quiérete,
puedes lograr cualquier cosa esforzándote,
todo es mental, todo es como lo percibes,
tú puedes cambiar la percepción de lo que vives,
la belleza está en los ojos del que mira,
todo es del color de la luz que recibe."






9.26.2016



- No te compadezcas de ti mismo. Eso sólo lo hacen los mediocres.
- Lo tendré en cuenta -dije.

Nos dimos la mano y nos separamos. Él se dirigió hacía su nuevo mundo y yo volví a mi lodazal.

Tokio blues · Norwegian wood.




9.13.2016



¿Ejercicios para una buena salud mental?


1. Deja de usar ya los conceptos "bueno" y "malo".
2. Recuerda siempre que el cambio es inevitable.
3. Acepta que no puedes tener un control absoluto sobre nada.
4. Deja de lado tu intolerancia ante el comportamiento irracional de otras personas.
5. Acepta todas tus emociones, incluso las negativas.

[O eso dicen]



"Era un acto de devoción. Un poco como escribir o querer a alguien,
no siempre parece merecer la pena pero el no rendirse genera de algún modo,
tras un tiempo, un sentido inesperado."
Miranda July



9.09.2016



Elige que vas a hacer en tu vida, quiero decir, decide si vas a aceptarlo todo, tanto lo bueno como lo malo, y ve a por ello. A por todo, o solo a por la mitad, o a por nada, pero decidelo. Porque el rosa será rosa hoy y mañana, mientras lo veas y lo quieras ver rosa. Y no hay mayor estupidez que creerte tus propias mentiras y no aceptar las decepciones. Porque no aceptarlas no te hará más fuerte y reconocerlas solamente te volverá más reacio a emocionarte. Porque hay muchos tipos de emoción y una de ellas se genera en base a aquellas cosas que generamos, imaginamos y/o esperamos y su destrucción afecta directamente a tu emoción. Destruye tus esperanzas y te harás más frío y calculador de los resultados de tu futuro. Dejarás de utilizar la emoción de la espera e irás apagando esa parte de ti, inevitablemente y sin darte cuenta. Es jodido. Es como tropezarte infinitamente con una piedra que bien conoces pero que solamente ves cuando ya estas en el suelo con la pala rota y todas las baldosas manchadas de sangre. Y solo cuando el frio y grueso caparazón destructor se completé serás capaz de ver la piedra. Pero entonces será demasiado tarde y ya no podrás volver atras, ya no podrás volver a emocionarte. Por el contrario dejarás de sentir esa hostia que recibes cuando la emoción acaba mal y te aplasta la decepción. Puede sonar como si fuese algo de uno u otro, pero no es así. Y no deberías pensar que lo es. Solo debes aprender a manejarlo, aunque sea dificil o parezca imposible. Decidirlo y manejarlo, y nada más. Elije. Y punto.




9.08.2016



Frames.






Frames within frames in frames within frames.
Frames within frames in frames within frames.
Frames within frames in frames within frames.



9.05.2016



#lynch






Sinceramente, hay un mundo entre Lynch y el resto. Hay una vida entre Lynch y el resto. Hay un universo, una galaxia, un despligue de imaginación e ideas entre Lynch y el resto. No porque el resto no sepamos imaginar ni sepamos viajar y crear mundos, sino porque Lynch, que no solo es capaz de imaginar el mundo, sus sueños, sus preocupaciones y/o problemas y darles forma, es capaz de plasmarlos en celuloide o en lienzo y mostrarlos al mundo, dejandonos a todos con la sensación más curiosa, que no rara, del mundo. Lynch no es raro, no lo es para mí. Es diferente, especial, curioso y muy visceral y honesto. No es fácil coger un cuchillo, abrirse el estomago por la mitad y soltar todo nuestro estomago encima de la mesa, a batalla popular. David Lynch: the art life, es un documental, estrenado en la mostra de venecia, que esperemos que se estrene en españa (esperemos) y al cual esperemos poder ir, que investiga el Lynch más artístico e intenta, mediante el reflejo de su niñez, acercarnos al Lynch más honesto y verdadero. 

Creo que la primera película que vi de Lynch fue El hombre elefante, la tenía (y espero que todavía la tenga) mi padre en VHS, con un jovencísimo Anthony Hopkins. Me sorprendio muchísimo el reflejo tan realista que se hacía del hombre elefante y lo bien que se utilizaba el enseñar sin enseñar, el reflejo sin reflejo. Mediante sombras, banda sonora y expresiones multiples del resto, Lynch reflejaba a la perfección lo que era ser un hombre elefante. Después llegaron Blue Velvet y Eraserhead, y mi vida cambio para siempre. Es y será la mágia de Lynch, única e inimitable.


 

9.04.2016






Etapas. Supongo que todo el mundo tiene etapas o fases o franjas temporales, como queráis llamarlo. Y septiembre es, y será, un mes de cambio en toda regla. A veces pienso que soy el único que siento cambios en septiembre, pero diferentes a todos los demás, porque yo se perfectamente que todos sufrís en septiembre. El verano se acaba, toca volver a la realidad y el trabajo nos da unos hostiones importantísimos. Pero yo lo veo diferente. Para septiembre es probable que ya esté un poco cansado del calor, así que la llegada de septiembre siempre me gusta porque el calor parece desaparecer, punto uno, okey. Y segundo, mientras que el resto véis terminar una era, como si el verano fuese lo mejor del mundo, que no os voy a negar que mola mucho pero no lo es todo, yo veo que comienza una maravillosa época nueva. El final del año y el comienzo de otro. Miles de nuevas películas, miles de nuevos discos de música, el mundo vuelve a girar, las ciudades van cogiendo el ritmo de nuevo y con la llegada de temperaturas más frescas llegan momentos más frescos, nuevos e intensos. Joder, septiembre mola, a mí siempre me ha gustado muchísimo, llamarme raro. Raro.

Pues eso, dejar de quejaros, que estáis todo el día quejandoos. Y agarrar septiembre con dos cojones. Empezar el guimnasio de nuevo, o cualquier tipo de ejercicio, ir y compraros un par de discos nuevos y marcaros una rutina semanal de cien, al menos una vez por semana, y todo, absolutamente todo, comenzará a fluir de nuevo, mucho mucho mejor. Y si no lo véis bien, siempre podéis compraros un vuelo por noviembre o diciembre e ir empezando a prepararlo desde ya, así tenéis una meta a la que agarraros e ireís viendo que el tiempo pasa más rápido. Cualquier excusa es buena, solo hay que querer. Vamos, al lío.

Y sino hacer como Lynch, "I like to get lost in another world". Veís, eso es un fotográma del trailer de un nuevo documental sobre Lynch que se estrena pronto, después del verano.




9.02.2016



Unemployment is so great. You have so much time. Every day becomes so long. And all day long you can think of stuff to fill the hours with. All the time you have to ask yourself what's wrong with you. Every day you have to worry about the next. Every morning you ask yourself what you're doing. Every fucking day. But hey, I won't complain. It's great, it's just a little confusing. Ah, maybe I should read a happy book next.

He leído este pequeño parrafo, parte de un texto mayor, en el nuevo descubrimiento de hoy, como lo es la canción de abajo, y me he dado cuenta que tiene toda la razón, absolutamente toda la razón. Tienes un inmenso día por delante, muy muy largo, lleno de tiempo, pero el que probablemente, sin saber como, vuela y vuela cada vez más rápido. Puede que sea la edad, siempre puede echar la culpa a la edad, o puede que sea culpa de la monotonía, que, al final, agiliza todo. Es curioso como le ves el lado bueno, puesto que tienes muchísimo tiempo, pero como pasado un tiempo (menor del que pensamos), te acabas viendo a ti mismo pensando y preguntandote qué eres, quién eres, qué haces, por qué, etc etc Como dice Jin Yob Kim en su blog, every fucking day. Llegas a un estado en donde no sabes donde estas, un estado neutro, en medio a ninguna parte, en donde debes elegir un camino u otro. La mayoría de la gente no sabe que tiene que tirar hacía un lado u otro, y aquí reside la mayor parte de los problemas. Solo el que sabe que tiene que reaccionar es el que avanza, hacía atras o hacía adelante, pero avanza. El resto se queda vagando en un limbo inexplicable entre el hacer y el quehacer. No se, es raro, pero a veces es más dificil darse cuenta de las cosas que actuar sobre ellas. Al final es acción-reacción, pero sin darnos cuenta si quiera de esa diferencia tampoco habría final. It's confusing. Detente y piensa, y actua después.