8.02.2017



[...] Dudo mucho que los ojos de mi abuela fuesen los mismos que los de mi abuelo, se que ella lo pasó muy mal y que acabó haciendo cosas que nunca quiso, por la sociedad, por su familia, por su futuro. Pero yo no quiero que eso me pase a mi, y recordando todas esas historias, acabo evaluando como te miro. Y si llegará el día en el que te mire con los mismos ojos con los que mi abuelo miraba a mi abuela, si seré capaz de hacerlo bien y hacer que tu también me devuelvas esa misma mirada.

Extracto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario